la Primera Villa del Libro

Es digno de elogiar y de apoyar a estos pequeños pueblos que luchan con todas sus fuerzas para no desaparecer

Texto y Fotos : Juan Manuel Fernández

Si hay un pueblo típico en España de la época medieval, ese es Urueña, situado en la provincia de Valladolid, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León.

Sus orígenes proceden de la Región Vaccea, nombre de un pueblo que vivió en la Meseta en el siglo VI y que participó en las denominadas guerras Celtibéricas. Fue cristianizado y romanizado en los  siglos X y XI, con la fundación de un monasterio para monjes.

Nuevo Nº Diciembre 2020

URUEÑA

En Urueña habitan un total de 189 personas, estando dotada de 5 museos y de 12 pequeñas librerías. Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1975 y es uno de los recintos amurallados mejor conservados de la provincia.

Curiosamente se dice de esta villa que tiene más librerías que bares, siendo cierta tal afirmación.

Las principales atracciones turísticas son el Castillo de planta rectangular, la Torre del Homenaje de forma cuadrada y el punto de unión del castillo con la muralla, el Peinador de la Reina o Torreón de Doña Urraca. Su recinto amurallado y las Puertas de la Villa y del Azogue, puertas principales de entrada a la muralla,  por el sur y norte respectivamente.

Lo que realmente hace distinta a esta localidad es la apuesta cultural que la Diputación de Valladolid puso en marcha hace tiempo. Se trataba de divulgar el libro mediante pequeñas librerías, talleres y encuentros en el centro cultural que se denomina Miguel Delibes. 

Por sus tranquilas calles y plazas se puede pasear contemplando los siguientes establecimientos: Alcaraván, Alcuino Caligrafía &Arte, El Grifilm, El Rincón del Ábrego, Enoteca, La Boutique del Cuento, Páramo, Primera Página, Taller de Encuadernación, El Portalón, La Real y Espacio Dilab, todos ellos relacionados de una u otra manera con la cultura en sus distintas dimensiones.

Quizá pueda destacarse que El Grifilm está especializado en todo lo relacionado con el cine, la Enoteca dedicada a los vinos con D.O. de la provincia de Valladolid, la Boutique del Cuento dispone de muchos desplegables y Páramo especializado en el libro antiguo y descatalogado.

Aquí hay diversos establecimientos para alojarse y poder comer, pero lo importante es pasear por sus calles e ir visitando los distintos pequeños museos y librerías, preferiblemente los fines de semana que están abiertos todos. Hay que tomarse las cosas con tranquilidad, revolver en las estanterías de los libros nuevos y usados, degustar el placer de tocar los libros en papel, charlar con el librero, escoger algo para llevar a casa y desde luego, disfrutar de algo tan sencillo como sentir las sensaciones de toda la vida con un libro y de la literatura en general.

Lo mejor es pararse en uno de los sitios, entablar conversación con la persona encargada del establecimiento, pedirle información y lo demás vendrá rodado. Es posible que falte tiempo en un día si uno se entretiene demasiado en cada lugar.

A las afueras de la localidad existe la denominada Ermita de Nuestra Señora de la Anunciada. Se trata de un templo románico, ejemplo del Románico Lombardo (primer románico), que sin duda merece la pena visitar. El edifico suele estar cerrado, se facilita su visita desde la Oficina de Turismo de Urueña, situada en la Plaza Mayor, nº 1. 

La primera documentación conocida sobre la existencia de la iglesia, data del año 945, en la que se refleja la existencia de una comunidad mozárabe. En el siglo XII fue mandada construir la actual ermita por la infanta Sancha Raimúndez. La Virgen es la patrona de Urueña, que celebra su festividad los 25 de Marzo de cada año con una romería alrededor de la misma, en donde los hombres del pueblo portan a la Virgen.

Volviendo al centro de la localidad, tenemos la posibilidad de visitar cuatro museos: Fundación Joaquín Díez, el Centro Miguel Delibes, el Museo de la Música y el Museo de las Campanas.

Si se dispone de bastante tiempo, en los alrededores podemos ver algunas cosas curiosas como palomares antiguos, chozos, una laguna y el Monasterio del Bueso, todo ello disfrutando de los bellos paisajes del lugar con el recinto amurallado al fondo.

Quiosco Revista iCruceros

Revista iCruceros

Es digno de elogiar y de apoyar a estas pequeñas localidades que luchan con todas sus fuerzas para no desaparecer, apuestan por un modelo que distinga su localidad de cualquier otra y de esta manera se aseguran visitantes que les hacen la vida más llevadera,.También es posible que alguien se sienta atraído por ese modelo y decidan trasladarse a vivir allí, lo que ayudaría sin duda a la subsistencia del lugar. Sería bonito que muchos pueblos pensaran si pueden desarrollar algo parecido o de cualquier otro tema atrayente para visitantes, cambiarían su forma de vida y obtendrían una recompensa con nuevos habitantes del lugar.

Mostrada la idea solo faltan“guionistas”para pensar en nuevas experiencias, seguro que tendrían éxito.

La visita de este pueblo tiene garantizada el deleite de cualquier viajero enamorado de los libros.

COMPARTIR
Artículo anteriorBajo Cero Con Javier Gutiérrez
Artículo siguienteLONDINIUM