¿Puede existir mas belleza, que la mezcla entre el arte del gran Jacopo Comin, conocido por todos como Tintoretto, y la ciudad mas mágica que lo vió crecer?  Difícil.

Esta película documental te sumerge en la ciudad de Venecia a través del crecimiento y desarrollo de uno de los pintores italianos mas potentes de la historia, Tintoretto.  

Nuevo Nº Diciembre



Nos hace un recorrido por los lugares que preservan la memoria del pintor a través de los acontecimientos que fueron marcando su vida. Un artista con carácter, mucha personalidad y que perseguía sus sueños por encima de todo. Inquieto y como el titulo dice, rebelde y navegando en muchos momentos a contracorriente. 



Menciones para otros de los grandes del siglo XVI; Tiziano y Veronés, los eternos rivales de Tintoretto que juegan un papel importante en la historia de nuestro protagonista.

Historiadores, escritores y restauradores serán los encargados de guiarnos a través de las obras creadas por el pintor.

Mi disfrute viendo el documental por el descubrimiento de la parte mas personal de Tintoretto, fue máximo. Hace poco tuve la suerte de poder pasear Venecia y ver la obra de Tintoretto de cerca, y siento que nadie debería perderse el placer de entrar en la escuela de San Roque y mirar arriba y dejarse embriagar. Es de las experiencias mas románticas que recuerdo de mi vida.

Tintoretto es Venecia, Venecia es Tintoretto.

COMPARTIR
Artículo anteriorBad Boys for Life La tercera película de Dos policías rebeldes
Artículo siguienteMSC Seaview
Alicia Fernández
Soy Alicia Fernández, actriz calagurritana que reside en Madrid. Me gusta el rock&roll, los conciertos, bailar sin parar y sobre todo ver (y hacer) teatro. Amante del cine, podría pasarme los días viendo películas y por supuesto, rodando películas, y también fanática del mar. Así que no podía encontrar mejor lugar que Icruceros que une dos de mis grandes pasiones, y así poder contaros de primera mano mi humilde visión de las películas a las que acudiré en su nombre. Mi primera incursión en los cruceros fue gracias al rodaje de la película “Yucatán” que tuve la fortuna de rodar de la mano de Daniel Monzón y además descubrir el mundo crucerista, que si he de ser totalmente sincera, me lo pasé en grande. Así conocí a los creadores de Icruceros y aquí me he quedado a su lado.