miércoles, septiembre 22, 2021
More

    ¿QUÉ ES ACTUAR?

    “Acting is not about being someone different. It´s finding the similarity in what is apparently different, then finding myself in there” 

    “Actuar no se trata de ser alguien diferente. Es hallar similitudes en lo que es aparentemente diferente y encontrarme a mi misma ahí”

    Meryl Streep.

    Jugando en torno a esta propuesta salieron de quienes formábamos el grupo, reflexiones, respuestas, pero sobre todo…más preguntas. Para cada quien es una vivencia personalizada y como no es una ciencia exacta “cada maestrillo tiene su librillo”.

    Nuevo Nº Junio 2021

    Mucha gente se interesa por cómo hago para memorizar los textos, por ejemplo. Otros por la gestión de las emociones o el pánico escénico. Los hay que directamente me han dicho “¿Eres actriz? ¿A ver? ¡Llora!” o incluso “si eres actriz nunca sabré si me estás diciendo la verdad”. 

    De todo esto, la única conclusión que extraigo una y otra vez, da igual el tiempo que pase y la experiencia, es que no resulta fácil imaginar o explicar lo que hacemos. No es algo tangible que poder definir en una sola frase. La única certeza que tengo es que supone mucho más que memorizar un texto y decirlo en voz alta en un escenario.

    Para mi, cualquier proyecto artístico es un sueño cumplido. Alguien tuvo un día una imagen, una idea, la pasión por contar algo o un punto de vista y construyó belleza en torno a ello para luego mostrarla. 

     Construir belleza no tiene que ser solamente hacer algo objetivamente hermoso. Belleza ya es atreverse a exponer una idea y reunir un equipo para hacerla realidad. Con suerte, belleza, es cuidar de ese equipo (no siempre ocurre) y con más suerte aún significa aprender mucho en el camino. 

    Esta cita de la grandísima Meryl Streep me ha recordado un taller de investigación en el que Pablo Messiez nos planteaba la siguiente pregunta: “¿Qué es actuar?”

    Conozco muchos artistas que exploran temas en escena que no son capaces de atravesar en la vida real. Gente que hace teatro por la paz y llena de violencia sus relaciones, gente que explora el amor en los escenarios y llena de desaires sus vínculos, gente que explora la compasión en sus escritos y no es capaz de ver a otros. 

    ¿Cuántas veces te has visto en la tesitura de descubrir que un artista cuya obra admiras actúa de manera inmoral? (No soy yo quién para entrar aquí a definir la ética, dejémoselo a Fernando y Amador Savater)

    Así que creo que hacer teatro o cualquier arte que nos ocupe es una forma de exorcismo – que no de terapia. No se juega con los dramas individuales y para mi eso es sagrado (quien lo haga, problema suyo, que ya somos mayorcitas) pero sí se exploran vivencias y anhelos…a veces sin saberlo o decidirlo de primera mano.

    ¿Eres actriz? ¿A ver? ¡Llora!” o incluso “si eres actriz nunca sabré si me estás diciendo la verdad”. 

    Muchas propuestas llegan en el momento adecuado. Si estamos atentas nos traen muchísima información y posibilidades infinitas. 

    En mi carrera hay tres momentos clave que recuerdo y que marcaron mi vida: Uno fue hace casi 11 años, cuando estaba ensayando “Zona Catastrófica” de Ignacio del Moral y la circunstancia principal del personaje invadió mi vida por sorpresa (lo siento por los lectores curiosos, no voy a entrar en detalles)

    Otro llegó hace cuatro años, cuando me ofrecieron representar “La mirada del otro” y la trama cuenta un episodio histórico que viví con mi familia en primera línea.

    El tercero está ocurriendo ahora, que atravieso una situación personal muy concreta (¡detalles censurados!) y me acaban de ofrecer protagonizar un proyecto en el que mi personaje tiene la misma vivencia. 

    En medio… ¡tantos otros! De cada personaje e historia que contamos, en las tablas o para las pantallas, aprendo algo que permanece en mi, toca una tecla concreta y me impulsa. Si estoy atenta logro avanzar para dar el siguiente paso en mi propia vida, ser más consciente.

    Así que lanzo esta llamada de atención: observa cuidadosamente el arte que rodea tu vida. Si te regalan un libro, suena una canción, te invitan a una exposición, vas al cine o ves una obra de teatro quizás te traiga un mensaje que merezca la pena escuchar. 

    Rodéate de arte, expresa tu creatividad como puedas, incluso en los detalles de tu vida que parezcan más insulsos y escucha. Seguro que se expande tu conciencia. 

    Cierro el círculo, ahora ya me parece un poco más concreta esa pregunta inicial: “¿Qué es actuar?” 

    ¿Qué es para ti el arte? Me lo puedes contar en Instagram – @nahialaiz – o en el Instagram de la Icruceros – @revistaicruceros – estaremos atentas. 

    anunciate en icruceros

    Otros Artículos

    spot_img