lunes, diciembre 6, 2021
More

    “Principiantes”De Raymond Carver

    “De qué hablamos cuando hablamos de amor” es la adaptación teatral de uno de los relatos más conocidos de Raymond Carver, originalmente publicado en 1981. 

    La obra gira en torno al tema del amor a través de cuatro personajes que conversan en una cálida tarde. 

    Con adaptación de Juan Cavestany y dirección de Andrés Lima se nos presenta una pieza romántica y desgarradora, realista y poética al mismo tiempo.

    La pregunta es esa: de qué hablamos cuando hablamos de amor y son los cuatro personajes los que intentan responderla.  

    Con mucho alcohol de por medio, Herb, Terry, Nick y Laura hablan, discuten, bailan, se besan, se abrazan, se entristecen, se enfurecen… y sobre todo se preguntan qué es el amor. Y mientras, nos miran y nos preguntan. Y es en ese momento cuando nos sentimos reflejados en algo o quizás en todo.

    Fotografía 

    sarah8a photography

    Localización 

    NYX Hotel Bilbao 

    “Principiantes”De Raymond Carver

    Mónica Regueiro

    Actriz y productora audiovisual, esta gallega ha demostrado sobradamente que es una mujer de amplios y variados registros. Preocupada siempre por el machismo y la igualdad de géneros, Mónica es una persona cercana, sencilla y sobre todo valiente. De nuevo nos vuelve a sorprender con “Principiantes”, no solo como una de las protagonistas también la produce y, como siempre nos tiene acostumbrados, ha sabido rodearse de los mejores. 

    Nuevo Nº Septiembre 2021

    iCruceros: ¿De qué habla Mónica Regueiro cuando habla de amor?

    Mónica Regueiro:De amigos, de familia, de recuerdos de infancia, de la pasión por mi tierra (al mar, a la comida, a los olores) del amor a mi profesión…afortunadamente, hay muchísimas cosas en la vida que generan y en las que poner mucho amor. 

    Icr.: Un autor, Raymond Carver, considerado de los más influyentes del siglo XX. Una adaptación de Juan Cavestany, ganador del premio Max 2010 al mejor autor teatral en castellano. Dirección de Andrés Lima, galardonado con el premio nacional de teatro en 2019. Y para rematar un elenco potente. ¿Cómo se consigue esto? Desde luego, éxito asegurado y una apuesta muy fuerte, más en estos tiempos de COVID…

    M.R.: Pues se consigue siendo muy pesada y muy cabezona (risas). 

    No, en serio, ha sido complicado encajar todas las piezas del puzzle, pero el resultado es absolutamente redondo y yo no puedo estar más feliz. Es un proyecto muy especial para mí y creo que el público lo está recibiendo así también. Estoy muy contenta de haber esperado al equipo deseado y al momento adecuado. 

    Icr: ¿Cómo llevas y compaginas el ser productora de la obra y a la vez una de sus protagonistas?

    M.R.: Pues fíjate, la primera vez que lo hice con “Los miércoles no existen” prometí no volver a hacerlo nunca más. Tenía poca experiencia y el proyecto casi me come. No cumplí mi promesa y repetí esquema con “Todas las mujeres”, ahí ya lo llevé bastante mejor. Ahora con “Principiantes”, creo que he encontrado el equilibrio perfecto, la fórmula que me permite disfrutar del proceso de creación como actriz y como productora. Realmente pienso que la clave está en rodearte del equipo adecuado y tener buenos compañeros de viaje. Me considero una afortunada porque es lo que hemos conseguido producción tras producción, un equipazo que se conoce, que trabajan bien juntos y que se mantiene proyecto tras proyecto.

    Icr.: Terry tu personaje es una mujer que ha sufrido los malos tratos y que se está dando una segunda oportunidad, ¿cómo ha sido el proceso de darle vida? Porque tristemente siempre habrá un público que se verá reflejado en ella.

    M.R.: Ha sido complicado en algunos momentos, no te lo voy a negar. Necesitaba no juzgarla y sobre todo no estigmatizarla, porque ella tiene una visión muy poco ortodoxa del amor. Es quizá la más directa y transparente de todos los personajes, se abre en canal y su punto de vista no es políticamente correcto, desde luego. Pero todas sus aristas y sus imperfecciones a mí me hacen amarla todavía más. Hay muchos aspectos de Terry con los que me puedo identificar. Ella prefiere VIVIR con todas las consecuencias, antes de pasar por encima de las cosas y no le importa si es o no correcto lo que siente, le importa más sentirlo. 

    Icr.: ¿Qué tiene esta obra que parece que siempre sigue siendo atemporal? 

    M.R.: Creo que habla de cuestiones que nos afectan a todos sin excepción: el amor, el desamor, el fracaso, las dudas frente a la pareja, los amores perdidos, la ilusiones de los comienzos…es muy complicado no sentirse identificado con alguno de los temas que se tratan en la función. Eso creo que hace este texto universal y atemporal. 

    Icr.: ¿Por qué hay que ir a ver “Principiantes”? Y ¿por qué debemos seguir yendo al teatro?

    M.R.:Porque van a vivir una experiencia teatral intensa, donde equipo técnico y artístico nos hemos dejado la piel para trasladar al teatro y al público la esencia de Carver, de sus personajes, sus historias y sus atmósferas. 

    Debemos seguir yendo al teatro porque es uno de los espacios más seguros, porque es un arte vivo que hay que apoyar, que nos proporciona experiencias únicas e irrepetibles y nos insufla esperanza y espíritu crítico. 

    Vicky Luengo

    Esta joven actriz mallorquina quiso desde los 6 años dedicarse a la interpretación. Nos ha asombrado a todos dando réplica a un potente reparto masculino en la serie “Antidisturbios” de Sorogoyen, y ahora lo vuelve a hacer subida a los escenarios con “Principiantes”.

    cr.: ¿De qué habla Vicky Luengo cuando habla de amor?

    Vicky Luengo: Qué pregunta más complicada. Supongo que cuando hablo de amor, hablo de la fuerza que mueve la vida. Todo lo hacemos por amor. Cuando hablo de amor también hablo de generosidad y de libertad.

    Icr.: Tu personaje Laura aún está en la primera fase del amor, la más idealista quizás de todas, ¿cuál crees tú que es el mensaje que esta mujer lanza al público? 

    V.L.: No espero lanzar ningún mensaje. Laura vive un momento vital concreto, con unas experiencias previas concretas. Yo espero que el espectador que haya estado en su situación pueda sentirse identificado y un poco más comprendido, para poderse comprender más a él mismo.

    Icr.: Después del éxito de “Antidisturbios” en Movistar + te subes a los escenarios con esta obra de gran potencia. ¿Cómo has vivido y estás viviendo todo este proceso a nivel laboral?

    V.L.: Con mucha gratitud y mucha felicidad. Está siendo muy bonito.

    Icr.: “Secretos de estado”, “Madres” quizás las series que más visibilidad te han dado sin contar “Antidisturbios” que ha sido todo un fenómeno mediático, pero detrás de esto siempre ha estado el trabajo teatral de 9 años de carrera. Subirse de nuevo a los escenarios después de un trabajo televisivo muy reconocido, ¿crees que puede afectar de una u otra manera a tu carrera?

    V.L.:Para mí combinar el teatro con el audiovisual es continuar con la carrera que yo he elegido y con el camino que me hace feliz. Hacer teatro me llena y me complementa. He aprendido mucho sobre las tablas y espero seguir haciéndolo. 

    Icr.: ¿Qué tiene esta obra que parece que siempre sigue siendo atemporal? 

    V.L.: Hablar de amor. Nos ha acompañado siempre y lo seguirá haciendo, así que siempre será importante hablar sobre él.

    Icr.: ¿Por qué hay que ir a ver “Principiantes”? Y ¿por qué debemos seguir yendo al teatro?

    V.L.:Hay que ir a ver “Principiantes” porque vas a salir con más preguntas de las que te hacías al entrar. Hay que ir al teatro porque la cultura es segura y hay que apoyarla. Y porque, como ya dije una vez, la cultura cura las cabezas.

    Daniel Pérez Prada

    Natural de Getafe, su primer trabajo en el cine lo realizó con 15 años y desde entonces es uno de los rostros más populares en televisión pues rara es la serie en la que no le vemos, la última “El Pueblo”. En teatro ha trabajado dirigido por Miguel del Arco, Daniel Veronesse o Andrés Lima con quien vuelve a repetir en “Principiantes”.

    cr.: ¿De qué habla Daniel Pérez Prada cuando habla de amor?

    Daniel Pérez Prada:Tengo la sensación de que contestar a esa pregunta sería un acto poco sincero por mi parte. Creo que el concepto de amor se transforma, va cambiando o se acaba por constatar a lo largo de toda una vida. Lo que te pueda decir hoy probablemente no tenga nada que ver con lo que pensaba hace un año ni probablemente con lo que piense en mi senectud… si es que llego.

    Amor es una palabra y un sentimiento demasiado manido y demasiado poderoso como para dar una respuesta precisa.

    Icr.: tu personaje Nick es además el narrador de lo que sucede esa tarde en el encuentro de los cuatro amigos, pero también está escondido en una especie de coraza, ¿cuál crees que es el mensaje que lanza al público?

    D.P.: Me gusta pensar que el personaje es un poco la propia voz de Carver hablando al público. Probablemente sea el personaje que tiene el perfil más bajo, o quizás a veces se siente intimidado o superado por la situación. Su arco va convirtiéndose, mezclado con la ginebra que va haciendo sus estragos, en fuerza interior para liberarse de ciertos complejos o corsés mentales que de otra manera no podrían salir a flote. Va quitándose su propia coraza para hacerse valer.

    Icr.: Llevas trabajando en el cine desde los 15 años con un buen número de películas y series a tus espaldas, quizás tu trayectoria teatral es algo más corta pero no por ello menos interesante. ¿Qué te da el teatro que quizás no lo hagan los otros medios?

    D.P.: A día de hoy puedo decir que el teatro es el medio que quizás mejor me trata. Me jacto de haber trabajado con los mejores directores de escena en activo en este país, y yo mismo me asombro de no haber hecho más que unas 6-7 obras de teatro, como tal, en mi vida. En el teatro tengo la suerte de poder salirme un poco más de la comedia, con personajes muy poderosos y casi siempre coprotagonistas. Esto me está sirviendo para constatar que quiero hacer siempre teatro, mientras sigo trabajando en TV o cine.  Creo que el teatro me ha hecho mejor actor, y sin duda es una especie de “gimnasio” interpretativo para nosotros y nosotras.

    Icr.: Has trabajado con una colaboradora nuestra, la actriz y directora Cecilia Gessa. Aquella quizás fue una época en la que te dedicaste de lleno a los cortos. ¿Te ves en un futuro cercano volviendo a ellos y quizás dirigiendo?

    D.P.: Ceci es una currante nata, amante del oficio y de los actores y actrices. La veo menos de lo que me gustaría y recuerdo la época en la que era directora de festivales de cortos. Era en plena crisis, y gracias a gente como ella un montón de gente con talento y ganas entraba en contacto cada semana. Siempre digo que el cortometraje ha sido un poco mi “escuela” como actor, y aunque ahora tengo la suerte de no parar de trabajar tampoco tengo la sensación de que no tengo que volver al corto, porque en realidad nunca lo he abandonado. Pero claro, uno se vuelve más selecto con las cosas que hace. Hubo una época en la que decía SÍ a todo lo que me proponían. Y tan orgulloso, pero me hago viejo.

    Icr.: ¿Qué tiene esta obra que parece que siempre sigue siendo atemporal? 

    D.P.:Supongo que el tema central. Universal y eterno. Probablemente en Altamira ya había cuatro homínidos dándose palazos mientras discutían gruñendo sobre el amor.

    Icr.: ¿Por qué hay que ir a ver “Principiantes”? Y ¿por qué debemos seguir yendo al teatro?

    D.P.: Creo que desde la dirección, pasando por la autoría, la adaptación, la interpretación y producción hablan por sí solos a la hora de atraer al público. Hemos formado un equipo atractivo alrededor de un tema universal que hará que cada uno se haga preguntas en la butaca. Me gustaría que al acabar la función las parejas que vengan a vernos (o los solitarios y solitarias, ojo) nos dejaran sus impresiones sobre el amor y sus pasiones a través de mensajes. Que lo compartieran.

    Y al teatro hay que ir siempre. Quien lo probó lo sabe…

    Funciones

    Principiantes

    Otros Artículos

    spot_img