Esta nueva versión de la fabulosa novela de Louisa May Alcott de 1868 está a la altura de la historia sin duda. La directora y guionista Greta Gerwig (Lady Bird) inspirada tanto en la novela clásica como en los escritos de Alcott, nos transporta a través de la voz de su alter ego Jo March, a la historia de nuestras queridas y conocidas 4 hermanas protagonistas. 

Por: Alicia Fernández
Cada una con su personalidad; se muestran decididas, valientes, con carácter, cultas, generosas, independientes y en la búsqueda de su propio camino respectivamente. Es una historia atemporal pero de total y absoluta actualidad. Las actrices en estado de gloria, destacando el profundo trabajo de la actriz Saoirse Ronan, que llena el adorado personaje de Jo de matices brutales y de un profundo temperamento. Su vecino Laurie, otro de los protagonistas, interpretado brillantemente por Timothée Chalamet y sin olvidarnos de la tía March encarnada por la gran Meryl Streep. 

Conocía muy bien la historia, mi madre es llamada “Marmi” desde hace 25 años por mi hermana mayor, y en mi subconsciente estaba impregnada la fuerte personalidad luchadora e independiente del personaje de Jo, inspirándome en mi etapa de crecimiento y conocimiento propio como ser humano, que por supuesto, no ha terminado, y espero y deseo que nunca lo haga. 

Ayer abandoné la sala de proyecciones después de haber llorado durante dos horas largas; después de un intento fallido de contención delante de los compañeros de prensa, y finalmente abandonando mis esfuerzos y dejándome llevar.

Creo que es una historia generosa, brillante y que te hace mejor, la recomendaría a todas las personas en cualquier etapa de su vida y con cualquier edad. Para mi, absolutamente maravillosa, inteligente, conmovedora y brillante. Gracias!
COMPARTIR
Artículo anteriorDE LA TIERRA A LAS ESTRELLAS SIN SALIR DE NYX HOTEL BILBAO
Artículo siguienteNúmero de Diciembre
Alicia Fernández
Soy Alicia Fernández, actriz calagurritana que reside en Madrid. Me gusta el rock&roll, los conciertos, bailar sin parar y sobre todo ver (y hacer) teatro. Amante del cine, podría pasarme los días viendo películas y por supuesto, rodando películas, y también fanática del mar. Así que no podía encontrar mejor lugar que Icruceros que une dos de mis grandes pasiones, y así poder contaros de primera mano mi humilde visión de las películas a las que acudiré en su nombre. Mi primera incursión en los cruceros fue gracias al rodaje de la película “Yucatán” que tuve la fortuna de rodar de la mano de Daniel Monzón y además descubrir el mundo crucerista, que si he de ser totalmente sincera, me lo pasé en grande. Así conocí a los creadores de Icruceros y aquí me he quedado a su lado.