Las compañías navieras pronostican ocho tendencias para el próximo año

 

Unos 27,2 millones de pasajeros se embarcarán en un crucero el próximo año; casi dos millones de personas más que en 2017. Es la cifra que vaticina el informe Estado de la industria de crucero para 2018, publicado por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA). Para cubrir ese crecimiento en la demanda, está previsto que las navieras ofrezcan 27 nuevos buques marinos, fluviales y especializados. “Es indudable que la industria de cruceros está en un periodo de crecimiento, ganando interés por parte del consumidor y creando un impacto positivo en la economía global”, explica Cindy D’Aoust, presidenta y CEO de CLIA. Y es que el estudio asegura que, según los datos del último año disponible (2016), los cruceros generaron 126.000 millones de dólares y emplearon a un millón de trabajadores. Además, el estudio pronostica estas tendencias para los próximos meses:

  • Itinerarios para todos los presupuestos. Un tercio de los cruceristas encuestados que han realizado una travesía en los últimos tres años tienen un ingreso familiar menor a 80.000 dólares. Aunque aumentan las opciones, aún los datos reflejan que el consumidor acomodado tiene más tendencia a viajar en barco.
  • La sostenibilidad, más que una moda. En 2018 se potenciará aún más el turismo sostenible con buenas prácticas tanto a bordo como en tierra que pasarán por el reciclaje, la gestión de residuos e iniciativas de voluntariado para crear un impacto ambiental positivo en los destinos donde se viaje.
  • Los ‘Millennials’ optan por el río. Los cruceros fluviales y los de menos tamaño ganan cada vez más adeptos, especialmente entre el público joven. ¿Por qué se decantan por este tipo de recorridos? Principalmente, porque los itinerarios son nuevos y las experiencias en destino más abundantes y personalizadas. Moraleja: aumentan las posibilidades de likes en las redes sociales.
  • Cruceros transformacionales. La próxima evolución de los viajes experienciales permitirá dar un paso más a través de la inmersión cultural, el voluntariado y las aventuras expara que el pasajero experimente un cambio de perspectiva y una sensación de logro. Algunos de los próximos itinerarios que preparan las líneas de cruceros permitirán disfrutar de actividades como pilotar una Harley Davidson en Alaska o mezclarse con los pingüinos en el Ártico.
  • Varias generaciones unidas. Se prevé que aumente la popularidad de las travesías multigeneracionales, donde toda la familia viaja junta y que derive hacia una nueva tendencia: los abuelos viajando con sus nietos sin sus padres.
  • Que viva el frío. ¿Usted es más de destinos fríos o cálidos? Pues si elige la primera opción, irá en sintonía con los pasajeros del próximo años, quienes aumentarán la popularidad de los destinos más invernales, incluidos los Países Bálticos, Canadá, Alaska y la Antártida. Con una variedad de excursiones especialmente diseñadas para este clima, desde observaciones de pingüinos hasta pesca en el hielo, los destinos de invierno ganarán la batalla.
  • Salud a bordo. El bienestar es un elemento diferenciador para elegir un viaje. La respuesta de los cruceros será crear seminarios a bordo por populares expertos en salud y programas para gestionar el estrés y el sueño. De hecho, ya hay cruceros con itinerarios dedicados al control del peso.
  • Tecnología siempre. Varias navieras están presentando tecnología portátil para que los pasajeros disfruten de una experiencia personalizada e ininterrumpida mientras están a bordo. Llaveros, pulseras y collares interactúan con los sensores del barco para encender las luces cuando un pasajero se acerca a su cabina o para actuar como agente de seguridad.

Fuente: Expansión