Cecilia Gessa

Han pasado seis meses desde que irrumpiera con fuerza el coronavirus en nuestras vidas. 

Por Cecilia Gessa

Ahora, todos nuestros pasos, decisiones, salidas, viajes y reuniones deben ser minuciosamente calculadas.  

Atrás quedaron los abrazos, ahora todo es más distante, más frío. La sensación de incertidumbre sigue estando y es precisamente ahora cuando más fuertes y más pacientes tenemos que ser. 


«“Si la situación lo permite, estrenaré “Fahrenheit 108” este invierno en el Teatro Lara de Madrid” ».

— Cecilia Gessa

Nuevo Nº Septiembre 2020

Gestionar nuestras emociones para poder tomar “las mejores decisiones”. No es fácil, pero es posible.

Además de la responsabilidad individual en nuestro día a día en cuanto a los nuevos protocolos de higiene y prevención, es necesario ser proactivos en el ámbito profesional, utilizar e investigar las innumerables opciones y herramientas que nos ofrecen las nuevas tecnologías.



Necesitamos un cambio de mentalidad para poder seguir adelante y asumir que, por más que soñemos con ello, ya nada será igual.

Esta pandemia, para mí como productora, ha supuesto un impulso hacia nuevos caminos y formatos como podéis comprobar en Relatos Con-fin-a-dos; serie que he producido junto a Álvaro Longoria para Amazon Prime, grabada en confinamiento y con teléfonos móviles.

 La tecnología ayuda en este sentido y te da la oportunidad de pensar más allá de los formatos tradicionales. 

Por ello, los proyectos que tengo de teatro ahora también los contemplo en formato audiovisual, incluso retransmitirlos vía streaming. De esta manera, si vuelven a cerrar los teatros -esperemos que no- se podría seguir viendo “Fahrenheit 108”, una tragicomedia de ciencia ficción. Incluso llegar a un público más amplio, más allá de nuestras fronteras, la globalización también tiene sus ventajas. 

También, busco compensar la reducción de aforo. Y, si la situación lo permite, se estrenará el próximo invierno en el teatro Lara de Madrid

Tras el confinamiento, todos los rodajes y series que interrumpieron su actividad por el Covid-19 han retomado para rodar con la nuevas medidas y protocolos; como mantener la distancia, el uso de mascarillas, la limpieza de todos los utensilios y materiales de trabajo cada vez que se utilicen, tomar la temperatura al comenzar la jornada y por supuesto hacer continuos PCRS

Es muy difícil asegurar que no haya ningún contagio por eso. Muchas productoras optan por aislar del exterior a todo el equipo durante el tiempo que dure el rodaje, porque la preproducción y la posproducción sí pueden realizarse de forma telemática; un rodaje sin embargo no. De hecho, no están concediendo casi permisos para rodar en exterior y así evitar la concentración de personas. 

Y aunque las grandes producciones se ven limitadas, cada vez se inventan nuevas maneras de rodar como Morena Films con “Diarios de la cuarentena”, rodado por los propios actores en confinamiento; “Jo també em quedo a casa” de Yumagic o “En casa” de Caballo Films y Warner Bros, por mencionar algunos.

Por otro lado, los festivales más importantes están pudiendo celebrarse como es el caso del festival de Málaga que se pospuso del pasado 13 de marzo al 21 de agosto y que ha reducido sus aforos y aumentado las medidas de seguridad. 

El festival de San Sebastián combinará el formato presencial y online para realizar las actividades, y  tendrá lugar del 18 al 26 de septiembre.

También se acaba de celebrar -desde este pasado 11 al 16 de septiembre- la IV edición de la Semana Internacional de Cine de Santander, a la cual he acudido para compartir mesa redonda junto a Alvaro Longoria, Carlos Bardem y Fernando Colomo, para hablar precisamente de cómo es rodar en confinamiento.

La cultura sigue adelante, con más impedimentos pero sigue. 

Y !no dejen de ir al cine! La cartelera ofrece gran variedad de películas, como la taquillera “Padre no hay más que uno 2” de Santiago Segura o “La boda de Rosa” de Icíar Bollaín.

¡viva la cultura!

Nuevo nº

Disponible

COMPARTIR
Artículo anteriorEnchanted Princess
Artículo siguienteFahrenheit 108 la nueva distopía de la directora Cecilia Gessa en el Teatro Lara
Cecilia Gessa
Mi nombre es Cecilia Gessa, y no es casualidad este apellido, pues vengo de familia de artistas. Mi bisabuelo Sebastián Gessa, “el pintor de las flores”, dejó parte de su legado en los frescos del Palacio de Linares, mi abuela Fina Gessa, talentosa actriz de teatro y zarzuelas y mi padre Fernando escribe poesía, teatro y también actúa.