Por :Alicia Fernández

¿No tenéis la sensación a veces de que parece que alguien os estuviera espiando 24 horas al día, luego se va a su casa lo escribe todo y después va y lo casca delante de 500 personas?Ese es Piedrahita, y nosotros el resto de los mortales asintiendo entre risas como si nosotros mismos ya hubiéramos visto lo que nos está contando delante de nuestras narices.


Confieso que llevo 2 horas intentando escribir algo ingenioso para estar a la altura de Luis Piedrahita, me he devanado los sesos para tratar de ver el mundo con el ojo agudo de este señor de flequillo y gafas, busco símiles inteligentes de cosas cotidianas y sencillas de mi vida para escribirte algo como mereces, cojo el tuvo de la lavadora que la dueña de mi casa se dejó cuando le alquile el piso para inspirarme y conseguir pensar como tú, e incluso pienso, “si te terminas todo el desayuno en menos de 30 segundos, te saldrá una reseña de flipar”. Me pongo gafas de pasta sin cristales, y miro por el balcón a ver si me cae alguna pelota nívea por suerte. Pero es imposible…así que no me queda otra Señor Luis Piedrahita, que pedirte a ti mismo que escribas tu propia reseña para poder a estar a tu propia altura.
“Es mi palabra contra la mía” en los cines callao !todos los viernes y sábados!


RECOMIENDO con mayusculas. Y se que no hay fallo. Os vais a partir de la risa, si sois como yo, lloraréis de la risa…y asentiréis todo el rato con un entre labios de “ay siiii..es verdad…yo también”Tremendo humor y una super capacidad para adaptarse a los súbito imprevisto y que esta fuera del guion para conectar con cada uno de los espectadores y meteremos en su bolsillo.
Gracias Luis P!


COMPARTIR
Artículo anteriorUn Coach en iCruceros
Artículo siguienteSudáfrica fuera de cobertura: cinco propuestas para desconectar
Alicia Fernández
Soy Alicia Fernández, actriz calagurritana que reside en Madrid. Me gusta el rock&roll, los conciertos, bailar sin parar y sobre todo ver (y hacer) teatro. Amante del cine, podría pasarme los días viendo películas y por supuesto, rodando películas, y también fanática del mar. Así que no podía encontrar mejor lugar que Icruceros que une dos de mis grandes pasiones, y así poder contaros de primera mano mi humilde visión de las películas a las que acudiré en su nombre. Mi primera incursión en los cruceros fue gracias al rodaje de la película “Yucatán” que tuve la fortuna de rodar de la mano de Daniel Monzón y además descubrir el mundo crucerista, que si he de ser totalmente sincera, me lo pasé en grande. Así conocí a los creadores de Icruceros y aquí me he quedado a su lado.