Presidente & CEO de Pullmantur Cruceros

Por : Conchi Castañeira

“Tras esta crisis  reforzaremos aún más las medidas sanitarias y de higiene a bordo”

Richard J.  Vogel
Richard J. Vogel

Icruceros: Después de vivir unos momentos tan duros a nivel mundial, además de ser algo totalmente nuevo porque jamás se ha dado el caso del cese de todo tipo de actividades, ¿cómo va a afrontar Pullmantur la vuelta a la normalidad? ¿Damos por perdida la temporada del 2020?

Richard J. Vogel: Afrontamos la vuelta a la normalidad con incertidumbre – una de las constantes de estas últimas semanas en todas las dimensiones de nuestras vidas- pero a la vez con muchas ganas de volver a recibir a los pasajeros; de que la vida, la nueva normalidad, llegue a los barcos y las oficinas.

En relación a la temporada, ahora mismo tendríamos que estar enfocados en liquidar el inventario destinado al verano español… y ya ves cómo estamos; nuestro plan es reanudar la operación el 15 de noviembre, pero, por supuesto, dependerá de muchas variables, decisiones… 

 Evidentemente, 2020 no va ser un buen año, de ninguna manera pero todavía no lo doy todo por perdido. Prefiero ser relativamente optimista y pensar en las oportunidades que tendremos de cara al final del verano y a la temporada de invierno. A los españoles les gusta viajar, está en su ADN, y después de los momentos tan duros que estamos viviendo, necesitaremos unas vacaciones, unos días para desconectar y coger impulso. 

Nuevo nº Junio 2020

Icr: Hablamos de pandemia, de contagio, de salud. ¿Va a haber un antes y un después en los cruceros? ¿Se va a tener en cuenta algún sistema de detección del Covid-19 antes de embarcar?

Richard J. Vogel:No tengo dudas de que la pandemia marcará un antes y un después, pero no solo en el sector de los cruceros, lo hará de una forma global, incluso nos cambiará (ya nos está cambiando) a nosotros mismos como personas: las vivencias de estos meses nos harán aún mucho más fuertes.

Ahora mismo todas las actividades económicas estamos adaptando nuestro negocio a la nueva situación, reforzando los protocolos de salud e higiene. En nuestro caso concreto, estamos llevando a cabo un análisis pormenorizado de nuestro producto.

Quizás, al principio, los protocolos que mencionábamos anteriormente, sean mucho más estrictos y, con el paso del tiempo, se puedan suavizar ligeramente, pero muchos llegarán para quedarse. 

Por supuesto, necesitaremos un tiempo para acostumbrarnos a la nueva normalidad: lo que hoy no es normal, no es un hábito, lo será mañana. Por ejemplo, tras el 11/S experimentamos muchas restricciones para viajar; algunas de ellas son todavía válidas y son normales. 

“Hábitos que hoy no son normales, lo serán mañana”

Icr: Un barco es un lugar donde se dan aglomeraciones de gente a bordo, en teatros, restaurantes, zonas comunes, etc. La pregunta que en estos momentos nos hacemos todos los amantes de los cruceros es ¿cómo crees que será la vida a bordo? No nos imaginamos disfrutar de lo que un barco ofrece con mascarillas y sin poder sociabilizar…

Richard J. Vogel: No te miento si te digo que nos enfrentamos a un verdadero reto. Ante esta nueva realidad, las compañías tenemos que reformular nuestra propuesta y encontrar un equilibrio entre fortalecer los protocolos sanitarios y de higiene para adecuarlos a las nuevas necesidades sin perder la esencia de qué supone viajar en un crucero. 

Además, no podemos olvidar que la experiencia para el pasajero va más allá de la vivida a bordo: ¿cómo será la estancia en las escalas? ¿cómo se desarrollarán las excursiones? Responder a este tipo de cuestiones nos exige trabajar mano a mano con los destinos para coordinar las medidas. Conseguir que los clientes vivan las mejores vacaciones de sus vidas en un entorno seguro debe ser nuestro principal objetivo. 

Para finalizar me gustaría retomar una idea que comentaba anteriormente: hábitos que hoy no son normales, lo serán mañana; hablamos de un escenario puente hasta que la vacuna esté disponible.