Valoraciones El artista Anónimo

Esta película, candidata por Finlandia a los globos de oro  2020, nos adentra de lleno en la forma de ver la vida de Olavi, un veterano galerista, amante y conocedor de la pintura, serio y callado y que ama el arte por encima de todo. Su última misión, conseguir fortuna con un retrato sin firma que él advierte como una gran obra. Lejos de su familia, y aparentemente sin mucho interés por estar cerca, produce nostalgia, interés y atención durante todo el metraje.

Nuevo nº Septiembre 2020

Con palabras de su director Klaus Härö, “la pélicula cuenta la historia de un comerciante de arte anciano que quiere encontrar la obra de arte definitiva para demostrar su propia valía personal. Pero ¿realmente vale la pena arriesgarlo todo y desafiar al destino una vez mas? Como director siempre busco historias con las que pueda conectarme. Todos esperamos una segunda oportunidad en la vida, pero, ¿y si realmente no llega? ¿podríamos entonces aprovecharla de una manera diferente?”



Para mi, reencontrar a Olavi con su nieto, poder ver (a pesar de sus esfuerzos por que no ocurra) que se comienzan a conocer y a reconocer, que se unen a través de la pintura y que se miran y se entienden, me tocó un poquito el corazón, me conectó con los personajes y me acercó a ellos. La relación con su hija, o mas bien, la no relación con su hija, me cabreó y me hizo opinar o incluso juzgar… en definitiva, siento que la historia te mueve y te conmueve. Te hace cuestionar que es lo realmente importante, y como dice Klaus Härö, ¿que pasa si nunca llegan esas segundas oportunidades? Quizá debemos aprovechar el aquí y el ahora, porque el mañana, puede ser que nunca llegue a ser hoy. 

Soy Alicia Fernández, actriz calagurritana que reside en Madrid. Me gusta el rock&roll, los conciertos, bailar sin parar y sobre todo ver (y hacer) teatro. Amante del cine, podría pasarme los días viendo películas y por supuesto, rodando películas, y también fanática del mar. Así que no podía encontrar mejor lugar que Icruceros que une dos de mis grandes pasiones, y así poder contaros de primera mano mi humilde visión de las películas a las que acudiré en su nombre. Mi primera incursión en los cruceros fue gracias al rodaje de la película “Yucatán” que tuve la fortuna de rodar de la mano de Daniel Monzón y además descubrir el mundo crucerista, que si he de ser totalmente sincera, me lo pasé en grande. Así conocí a los creadores de Icruceros y aquí me he quedado a su lado.