Balance temporada 2016                                                                                                       

 En 2016 se ha producido un incremento importante del tráfico de cruceros que llegan a Bizkaia a través del Puerto de Bilbao. Entre el 5 de abril, día en que llegó el primer crucero del año, y hoy, fecha en la que ha llegado el último, han atracado 51 cruceros, lo que supone un 19% más que en 2015. A bordo de ellos nos han visitado 85. 071 turistas, un 21% más que el ejercicio anterior.

Por nacionalidades, predominan los británicos (58%), seguidos de los cruceristas estadounidenses (14%).

Esta temporada han hecho escala, por primera vez, ocho cruceros. Destacan las escalas del Constellation, de Royal Caribbean Cruises Ltd (RCCL), que hizo noche en puerto con 2.291 pasajeros; las tres escalas del Navigator of the Seas, también de RCCL, la primera de ellas en agosto (escala inaugural) coincidiendo con fiestas de Bilbao y con 3.899 pasajeros a bordo de un gran número de nacionalidades; la escala del Celebrity Silhouette, considerado de lujo dentro de RCCL, con 2.813 pasajeros en su mayoría americanos; y la llegada de dos cruceros de la misma compañía británica, Fred Olsen, en una misma fecha, el 4 de octubre.

Asimismo, Pullmantur ha apostado por Bilbao como puerto de embarque y desembarque, con dos escalas del barco Monarch; y ha sido la temporada del  afianzamiento de compañías tan importantes como P&O, Oceania, y TUI.

También han atracado cruceros de las compañías: Hurtigruten, Princess, Du Ponant, SilverSea, Costa Cruceros Carnival, Crystal, Lindblad, Sea Cloud, Noble Caledonia, Holland y Grand Circle.

El turismo de cruceros es una actividad que supone una fuente de riqueza para Euskadi, tanto por el flujo monetario que genera en sí mismo, como por el papel dinamizador que juega sobre nuestra economía.

 

Este turismo supuso el año pasado un impacto estimado de 7,27 millones de euros en nuestro PIB, manteniendo 145 empleos anuales y generando un retorno fiscal de 0,81 millones de euros.