Por:Juan Antonio Sánchez

Siempre que finaliza el año natural, tenemos en nuestra cabeza el establecernos nuevas metas, nuevas ilusiones. En definitiva, realizar nuestros sueños dorados.

¿Qué persona no se ha planteado alguna vez?, “cuando comience el año me apunto al gimnasio, voy a ir todos los días y me voy a poner en una forma espectacular, ¡me voy a quitar unos cuantos kilos de encima!, ¡qué tipo se me va a quedar!”.

“¡A partir del 1 de enero dejo de fumar, seguro!”.

Nuevo Número iCruceros



“¡Se acabaron los caprichos con el año nuevo, una vez pasen las  fiestas me pondré a ahorrar para este verano disfrutar del crucero en familia que llevo queriendo hacer desde hace años!”.

Y así, la realidad una vez que pasa el tiempo es otra, año tras año parece que estamos en el mismo bucle, siempre las mejores intenciones sin resultado de éxito. Pues bien, con el artículo que hoy te presento vamos a hacer que cambien los resultados y de esta forma poder alcanzar tus deseos. Para ello vamos a realizar una serie de cambios.

Primero vamos a modificar la fecha en que quieres comenzar con los cambios para alcanzar tus metas. 

Tanto en las navidades como a primeros del año nuevo y sus festividades, son tiempos de excesos en los que se juntan en muy poco tiempo reuniones familiares, quedadas con amigos, cenas de compañeros de trabajo, y otras muchas celebraciones. Con lo cual vas a querer aplicar en tu vida uno o varios cambios radicales y por lo tanto te va a ser más difícil de lograr.

Mi consejo es que si vas a proponerte seriamente conseguir nuevos objetivos y hacer realidad tus ilusiones, tienes que posponer la fecha de inicio para que el cambio no te sea tan duro. Una fecha de inicio para el cambio sería, por ejemplo, el 1 de febrero.

Cuando vas a realizar un cambio tan importante en tu vida como el que tienes proyectado, debes estar mentalizado y preparado para ello. Por eso tienes que ser constante en tu empeño, y por lo tanto debes de tener controladas las acciones que haces y la frecuencia con las que las haces. Hoy en día existen aplicaciones digitales para realizar dicho seguimiento y ser disciplinado contigo mismo. Si eres de los que prefieren el formato tradicional, coge una libreta y anótalo en papel, haz un seguimiento, sigue día a día tu evolución, no desfallezcas y mantén en la mente tu objetivo. Piensa en él, en tu felicidad.

Es muy importante que tanto si utilizas el formato digital como el formato papel, lo tengas visualmente a tu alcance diariamente para que tu mente se acostumbre a realizar dicha rutina de manera constante y no se quede en el olvido.

¡Ponte en marcha y ve a por tus objetivos de cara al 2020!

Quedo a vuestra disposición por si tenéis alguna duda con respecto a este o cualquier otro tema, y / o queréis profundizar, personalizar en vuestro caso.

Telefono :669550404

info@winwinconsultoria.com