lunes, diciembre 6, 2021
More

    ANGLADA CEREZUELA

    LIVE THE MUSIC By LAURA FERRER

    Anglada Cerezuela o lo que es lo mismo Jaime y Carolina. Un buen tándem musical el que forman el mallorquín y la alicantina y que desde el primer momento ha conquistado a su público con letras cercanas hechas desde el corazón. A pesar de que no siempre están de acuerdo en todo, la buena sintonía entre ellos traspasa lo musical.


    Fotografía 
    Marina Agrelo
    Localización
    Hotel Barceló Imagine 

    Entrevista a ANGLADA CEREZUELA

    Laura Ferrer: Lleváis 5 años juntos como Anglada Cerezuela. Jaime, tú más de 20 años en el mundo de la música y tú Carolina con una larga trayectoria como actriz. ¿Cómo empieza esta aventura musical conjunta?

    Carolina Cerezuela: Nos presenta una amiga en común que le pide a Jaime que me escriba una canción para mí para un proyecto que estaba haciendo con una ONG, y Jaime siempre cuenta como anécdota que dijo, “a Carolina yo le escribo un disco entero” (risas).

    Jaime Anglada: Y llevamos dos, más de trescientos conciertos y un montón de trabajo juntos.

    Carolina Cerezuela: Y aunque empezó siendo algo muy puntual cuando terminamos esa canción nos dimos cuenta de que queríamos más. No nos dijimos nada, pero yo me fui del estudio pensando que había sido una experiencia muy bonita y Jaime sintió que estaría muy bien unir sus canciones con una voz femenina. Los dos nos quedamos con ganas de más y a los días Jaime me hizo una proposición, la de hacer un disco juntos. Me pareció un regalazo y le dije que adelante. Y aquí estamos.

    Nuevo Nº Septiembre 2021

    “Jaime tiene muchas virtudes, muchas ideas, es un gran compositor, tiene magia para escribir y es un gran productor musical”

    Carolina

    L.F.: Carolina, ¿tuviste miedo al principio a los prejuicios o las críticas que podías recibir al embarcarte en un mundo que era ajeno al tuyo? o ¿a salir de tu zona de confort?

    C.C.: No me dio miedo porque sabía que tenía un buen material en las manos, eran canciones muy defendibles, no hacíamos un éxito mega comercial para el momento, estábamos siendo fieles a la música en la que creíamos. Y lo que más me gustaba era salir de mi zona de confort. Me gusta aprender cosas nuevas. Me encantan los retos. 

    Fue una inyección de adrenalina y además las críticas fueron buenas y la gente lo acogió bien.

    Fotografía 
    Marina Agrelo
    Localización
    Hotel Barceló Imagine 

    L.F.: Jaime y en tu caso que ya tenías una carrera musical consolidada, ¿no te dio vértigo arriesgar de esta forma?

    J.A.: No, todo lo contrario. Al encontrarme con Carolina, que comulgábamos los dos con mantener el estilo de música que nos gusta, vi que podíamos trabajar juntos.Yo llevaba mucho tiempo sólo y con ella desde el principio me sentí muy cómodo. Hablamos el mismo idioma. 

    C.C.: Hay algo muy importante que nos ayuda a los dos a seguir con el proyecto adelante, y es lo afines que somos. Hay muy buen vínculo personal, nos reímos mucho, nos llevamos bien, hay una amistad. Si yo no tengo ese feeling con alguien, no hago un disco aunque me lo proponga.

    J.A.: Recuerdo que cuando salimos del estudio de grabar las primeras maquetas hacía tres meses que nos conocíamos, estuvimos discutiendo una cosa de las canciones y al darme cuenta de lo que me afectó esa discusión supe realmente que quería seguir trabajando con ella. Me afectó para bien, para saber que esto teníamos que hacerlo juntos.

    Fotografía 
    Marina Agrelo
    Localización
    Hotel Barceló Imagine

    L.F.: De esos comienzos ya han pasado cinco años, dos discos y muchos conciertos. Pero hace ya más de un año que estamos inmersos en una pandemia que nos ha cambiado la vida a todos. Uno de los sectores más perjudicados ha sido el de la música, ¿cómo lo habéis vivido vosotros?

    C.C.: Con mucha incertidumbre, mucha desolación, porque no había un punto de mira en una fecha en la que se abrieran las salas de conciertos o pudiéramos hacer gira. No podíamos luchar a contracorriente, las medidas sanitarias mandaban. Hemos aprovechado para crear, Jaime ha escrito muchas canciones, pero también para relajarnos porque veníamos de más de doscientos conciertos. Hemos cogido aire y dado forma al nuevo single. 

    L.F.: Y en esos tiempos de desánimo llega “Somos demasiados”, una canción que habla justo de lo contrario, de esperanza, solidaridad, unión. ¿Qué habéis querido transmitir con ella?

    J.A.:Después de haber escrito más de cuarenta canciones en el confinamiento, como me cuesta mucho dormir cuando no puedo hacerlo escribo.  Recuerdo escribir la primera estrofa de “Somos demasiados” y al día siguiente, que había quedado con Carolina y unos amigos para caminar por la montaña, hablamos de todas las emociones que habíamos sentido en este naufragio. Al llegar a casa llamé a Carolina y le pregunté si seguía con esa canción, porque si no le gusta, me dice que me la guarde para mí (risas). Le fuimos dando forma y nos dimos cuenta de que nuestra responsabilidad era contar estas cosas a la gente desde la esperanza, el optimismo y el amor. Ayudar y sentirnos también nosotros ayudados. 

    L.F.: Y llega el día en que decidís hacer un primer concierto en streaming en una sala vacía, sin público. ¿Cómo fue esa sensación? 

    C.C.: Tuvo un sabor agridulce. Por una parte nos vemos en la Sala Libertad dónde habíamos hecho tantos conciertos, además era un concierto para apoyar a las salas con la recaudación íntegra para el local y para nosotros era muy bonito. Pero cuando te subes al escenario y te dicen que ya estamos retransmitiendo en directo y lo ves vacío… y termina una canción y hay silencio… ¡es desolador! Fue una sensación de vacío y tristeza.

    Al salir Jaime me dijo que habíamos vuelto a cantar, pero yo le dije que así no lo quería, porque me mataba de pena no tener el calor del público. 

    “Con Carolina desde el principio me sentí muy cómodo. Hablamos el mismo idioma” 

    Jaime

    L.F.: Trasmitís mucha complicidad, mucha conexión y encima del escenario más aún, doy fe de ello. ¿Qué aportáis cada uno al otro?

    J.A.: Yo intento hacer cosas pero nunca acierto, entonces con decir a todo sí cariño, vale (risas). 

    Te voy a dar un titular, dónde hay rubia no manda cantautor (risas). Yo aunque tengo las ideas muy claras soy desordenado y necesito que alguien me devuelva al carril.

     C.C.: Jaime tiene muchas virtudes, sólo hay que ordenárselas. Tiene muchas ideas, es un gran compositor, tiene magia para escribir y es un gran productor musical porque sabe gestionar muy bien.

    Y a nivel personal los dos tenemos siempre mucha predisposición a la risa y la broma, incluso en situaciones complicadas. Yo le aprieto un poco más porque él dice que soy muy exigente, pero lo hago para saber que está dando el cien por cien. 

    Él tiene toda esa calidad musical y pone la parte más emocional y yo la racional. 

    Fotografía 
    Marina Agrelo
    Localización
    Hotel Barceló Imagine

    ANGLADA CEREZUELA Videos

    L.F.: Y ¿cuáles son los motivos por los que hay más discrepancias?

    J.A.: Por ejemplo, una canción de nuestro segundo disco, “Detrás del Corazón”, que se llama “Cada parte de mí” está escrita desde el sentimiento de un hombre que le expresa a una mujer lo difícil que va ser vivir sin ella. Y entonces si Carolina me cambia el género, pues me hunde (risas).

     C.C.: Fuera bromas, por lo que más discutimos es porque yo le intento cambiar la letra. A lo mejor le digo que tiene demasiadas metáforas y no me gusta, pero entiendo que él la ha escrito y le encanta, entonces se enfada (risas).

    J.A.: No son enfados, son desacuerdos, cosas normales porque pasamos mucho tiempo juntos.

    L.F.: Vuestro último disco “Detrás del Corazón” lo grabasteis en Nashville (EEUU) cuna del rock and roll, ¿qué tal la experiencia? 

    C.C.: Lo pensamos ya en el primer disco, se lo dijimos a nuestras parejas pero ellos que son más racionales nos convencieron para hacerlo aquí por si surgía algún problema al ser el primero. Y llega el segundo y lo volvemos a decir, “nos vamos a Nashville”. Somos de ideas fijas. Y nos fuimos con la guitarra. Para Jaime era el DisneyWorld de la música.

     J.A.: Yo estaba feliz.

    C.C.: Para mí fue un poco más de responsabilidad, de no equivocarnos, de la inversión económica que hacíamos.

    J.A.: Siendo prudentes, fuimos a grabar seis canciones y luego ya decidiríamos si volvíamos o no. El segundo día de grabación surgieron algunas incertidumbres y pensamos que no volvíamos a Nashville, pero al día siguiente ya estábamos cerrando fechas para volver a grabar el resto de canciones. ¡Imagínate si nos gustó! El recuerdo es buenísimo. 

    L.F.: En todas las profesiones nos hemos tenido que adaptar a las nuevas circunstancias, también en la música. Vosotros tenéis nuevas canciones, pero no las vamos a conocer en el formato clásico de disco completo. ¿Qué nos va a ofrecer Anglada Cerezuela a corto plazo? 

    C.C.: La pandemia ha condicionado todo y el camino que vamos a seguir, en lugar de sacar un disco es sacar single a single y dedicarle el tiempo necesario a cada canción, y según se vaya solucionando la situación a lo mejor esos singles acaban dando vida a un disco.

    Hasta que no podamos organizar una gira la estrategia tiene que cambiar 

    L.F.: Seguiremos esperando y descubriendo esos nuevos singles. Muchas gracias a los dos y que sigan los éxitos. 

    C.C. & J.A.: Muchas gracias Laura, y que la música no pare nunca. 

    Entrevista a Anglada Cerezuela en el Nº 37 de la Revista iCruceros

    Quiosco Revista iCruceros

    Otros Artículos

    spot_img