Princess Cruises, en colaboración con Discovery Communications, ha desarrollado un nuevo programa de entretenimiento a bordo para todas las edades aunque estará centrado especialmente en niños entre 3 y 17 años. El Campamento Discovery permitirá a los más pequeños hacer nuevos amigos o descubrir nuevos hobbies.

entretenimiento_a_bordo_princess

La compañía ofrecerá actividades para niños, adolescentes y familias.

Para los niños entre 3 y 12 años, Princess y Discovery ofrecen diferentes actividades y zonas de entretenimiento. Los más pequeños (de 3 a 7 años) se divertirán en “La Casa del Árbol” rodeados de juguetes. Los niños entre 8 y 12 años realizaran actividades deportivas y de ocio en “La Cabaña”.

Para los niños de estas edades, Princess Cruises ofrece un programa con juegos para fomentar su creatividad y desarrollar su curiosidad. Podrán realizar actividades deportivas como baloncesto o participar en sus propios juegos olímpicos además de jugar a la Playstation, la Wii o la XBOX.

También aprenderán ciencia gracias al California Science Center, bailaran y cantarán en los talent shows o cocinaran con el programa Jr Chef at Sea.

Los adolescentes entre 13  y 17 años tendrán diferentes opciones para sociabilizarse y hacer nuevos amigos. La Rock the Boat Party será una de las oportunidades que tendrán para bailar y disfrutar en la discoteca. También podrán apuntarse a clases de baile, participar en torneos de videojuegos o competiciones deportivas y ver películas bajo las estrellas.

Este nuevo programa de entretenimiento a bordo tiene también reservadas actividades para toda la familia. Podrán apuntarse a los talent shows, disfrazarse en el carnaval o aprovechar las excursiones que ofrece la compañía.

Por último, Princess Cruises presenta varios servicios que permitirán a los padres disfrutar libremente de una cena dejando a sus hijos al cuidado del personal especializado. Los niños cenarán, verán una película o se divertirán jugando con sus amigos mientras sus padres disfrutan de la noche con la tranquilidad de haber dejado a sus hijos en manos de profesionales altamente capacitados.