• Vidas pasadas es un espectáculo de pequeño formato concebido para representarse exclusivamente en hoteles. Es una comedia negra dirigida a un público adulto amante del cine y el teatro.
  • -«El Hotel Miró se ha convertido en un teatro durante Aste Nagusia».

vidas-pasadas-teatro-en-hoteles

«En una habitación de hotel, una PERIODISTA hiper estresada intenta cuadrar una entrevista con una ACTRIZ de cine en plena crisis existencial, de las que sólo se resuelven con diplomacia, algo de psicología y bocadillos de tortilla. No necesariamente en este orden».

vidas-pasadas

 

 

Es un mano a mano de 40 minutos de duración entre dos actrices en una habitación o sala de hotel, sin más elementos que un monitor de TV sobre una peana, una cámara de vídeo sobre un trípode, una kettle, dos tazas de té y dos sillas.

 

La duración permite programar 2-3 pases diarios. El número de espectadores lo dicta el tamaño del espacio. No es necesaria más iluminación que la que haya en el propio espacio del hotel.

Te puede interesar


Entrevista a Leyre Berrocal puro “FUEGO”


Los Personajes

En otra vida, VERO (Leyre Berrocal) fue una joven periodista vocacional, de las que ponen nerviosos a los políticos, de las que logran que la gente de la calle les cuente sus dramas a corazón abierto. En otra vida se supo reportera de raza, un poco detective, de las que se fijan en el detalle más revelador de la situación. En otra vida, creyó entender cómo funciona el rincón del mundo que le tocaba cubrir, y saber cómo explicárselo a sus lectores.

bea-insa-es-tania-di-lazzaro
Bea insa es tania

En otra vida, TANIA (Bea Insa) fue una actriz joven de talento infinito, favorita del cine de autor, famosa por sufrir mucho en las películas, y sonreír mucho en las alfombras rojas. En otra vida fue la chica que bailaba hasta que cerraban el bar, y al día siguiente llegaba al rodaje y hacía llorar a los eléctricos y al pertiguista, que se olvidaba de apuntar el micrófono a otro sitio que no fuera los labios de ella. En otra vida, los cinéfilos oían su nombre y se emocionaban recordando escenas imborrables.