Por.Claudia Díaz Agero-Castañón

  • ASISTIMOS AL PASE DE PRENSA DE LA PELÍCULA “EL TIEMPO DE LOS MONSTRUOS” DE FÉLIX SABROSO.

imgres-1

El tiempo de los monstruos” es la nueva apuesta cinematográfica dirigida por el polifacético director Félix Sabroso, orgulloso de que su original proyecto haya salido hacia delante, a pesar del limitado presupuesto del que disponían. Asegura que es una película que invita a la reflexión. Se trata de una comedia española que cuenta con un gran reparto (Candela Peña, Javier Cámara, Carmen Machi, Julián López, Pilar Castro , Secun de la Rosa…). Se estrenará el próximo 30 de septiembre en la gran pantalla.

“El tiempo de los Monstruos” cuenta la historia de Víctor (Javier Cámara), un director que ha fracasado en su vida profesional al no haber conseguido que sus películas llegaran al cine. Al enterarse que le queda poco tiempo de vida decide reunir a todos los actores con los que había trabajado y producir su obra póstuma. Julián López (que interpreta el papel de un guionista de cine) asegura que la pieza fundamental de la película es la enorme casa en la que se rodó y la que afirma que consiguió atrapar a todos.

La película tardó en estrenarse dos años pero su grabación tan solo duró cuatro «intensas» semanas como nos cuenta Carmen Machi

El equipo coincide en que el guión era muy bueno y que Félix consiguió que se dejaran llevar por la intuición atreviéndose en alguna escena incluso a improvisar. «La película fue un juego, todo lo que vivimos en la Moraleja fue lo que de un modo formó la película» dijo Javier Cámara durante la presentación para los medios.

Este nuevo trabajo de Félix Sabroso invita a las pequeñas producciones a apostar por otro modelo de cine. Quiere dejar claro que se puede convivir con todo tipo de cine y que no se deben destruir entre sí. Estamos ante una época de oportunidades dónde películas con bajo presupuesto pueden ocupar la cartelera de los cines. Hace también una crítica a la sociedad » de monstruos » en la que vivimos dónde prima la censura de la sociedad y no se deja paso para el enriquecimiento de la cultura.

COMPARTIR
Artículo anteriorNo voy a fumar
Artículo siguienteHistoria de Princess Cruises