Symphony of the Seas, el crucero más grande del mundo navegará en 2018

0
173

2.774 camarotes en 16 cubiertas, un tobogán de 10 pisos, siete barrios, espectáculos acuáticos, juegos láser, 20 restaurantes, siete barrios, todo más grande y mejor

 

Cuando entre al agua, en abril de 2018, el crucero más grande del mundo tendrá cinco veces el tamaño del Titanic por volumen, y contará con 2.774 camarotes en 16 cubiertas. Este es el último esfuerzo para sorprender al mundo de los cruceros -y, al parecer, hacer que las excursiones parezcan cosa del pasado- Symphony of the Seas, de Royal Caribbean , ofrecerá camareros robots, un tobogán de diez niveles de alto y una suite familiar dúplex con su propia sala de cine y una pared de Lego del suelo al techo.

Además, tendrá una área con un simulador de juego láser que brilla en la oscuridad y que Royal Caribbean afirma que es el más grande en el mar.

La compañía que también es propietaria del segundo barco más grande: Harmony of the Seas, afirma en un comunicado que “Nos propusimos crear un nuevo nivel de aventura vacacional y ofrecer la mejor escapada para familias de todas las formas y tamaños”, según Michael Bayley, presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean International.

“El fenómeno de tener actividades de diversión a bordo, que nadie más tiene, ocurre desde hace pocos años”, dijo Maggie Rauch, directora de investigación para la firma de investigación de viajes y hospitalidad Phocuswright. Las compañías de cruceros están tratando de deslumbrar a los nuevos clientes, así como obtener más dinero de los pasajeros que repiten en los cruceros.

Algunas de las características más lujosas de la nueva nave están dirigidas a sus clientes más pequeños. La Ultimate Family Suite de 125 metros cuadrados tiene un tobogán que va desde la habitación de los niños hasta la sala de estar, una pared dedicada al juego de Lego, un balcón circular con una mesa de billar, una red escalable que es amigable para los niños, y una bañera de hidromasaje de tamaño completo. Dentro una sala de televisión al estilo de una sala de cine en 3D que se completa con máquina de palomitas de maíz y múltiples sistemas de juego.

Royal Caribbean no ha anunciado aún el precio de la suite de dos dormitorios, sin embargo, dice que puede alojar a ocho personas. (Rauch destacó que una habitación lujosa puede no generar mucho dinero para Royal Caribbean, pero podría valer oro en las redes sociales. “Si una familia publica videos de su hijo deslizándose en el tobogán desde su dormitorio a la sala, eso es marketing gratuito”, dijo). Además viene con un Genio Royal exclusivo, la versión de la compañía de cruceros de un mayordomo privado.

Los genios son humanos, a diferencia de los camareros robot que estarán trabajando en el Bionic Bar, y que ya forman parte de otros tres barcos de clase Oasis de Royal Caribbean. Fabricados por la firma italiana Makr Shakr, los cocteleros mecánicos pueden mezclar, agitar, colar y servir bebidas hechas a partir de cualquier combinación de 30 licores y 21 líquidos. (Los robots trabajan en parejas, y en otros barcos tienen nombres como “Mix” y “Mingle” y “Shaken” y “Stirred”).

Repiten con el tobogán de diez pisos Ultimate Abyss. En el Harmony of the Seas, los huéspedes se deslizan en un tapete por los tubos púrpura esculturales. En el Symphony, terminará en el Boardwalk, uno de los siete barrios que dividen la enorme nave.

El barco ofrecerá entretenimiento en vivo mejorado, repondrá, en alta mar, su versión de Hairspray y agregará Flight, un original de Royal Caribbean sobre la historia de los viajes aéreos. En un anfiteatro al aire libre, el AquaTheater, se realizará un show acuático de buceo y acrobacia. Incluso hay un espectáculo de patinaje sobre hielo de alta tecnología.

Además de los más de 20 restaurantes, el club de comedia, toboganes acuáticos, simuladores de surf, una tirolesa, y un minigolf , entre otras propuestas.

El Symphony pasará el verano navegando por el Mediterráneo; en noviembre se trasladará a Miami, su base para viajes de una semana en el este y el oeste del Caribe.

Los cruceristas deberían encontrar una experiencia de embarque mejor, Royal Caribbean les permitirá registrarse y subir un ‘selfie’ en la nueva aplicación móvil de la marca, y luego pasarán por seguridad y se dirigirán directamente a su camarote, donde su llave estará lista y esperando. Encontrar el camino que los lleva a la habitación puede terminar siendo lo más difícil.

Fuente: La Vanguardia