Ubicado en el mejor lugar de la ciudad, The St. Regis Venice cuenta con jardines exclusivos y terrazas privadas con vistas extraordinarias del icónico Gran Canal de la ciudad

 

St. Regis Hotels & Resorts ha anunciado el debut de The St. Regis Venice, ubicado a solo unos pasos de la Piazza San Marco y que cuenta con el frente marítimo más grande de Venecia. La apertura se produce tras una renovación a gran escala de dos años, que restaura la grandeza del antiguo Grand Hotel Britannia, que se inauguró en 1895, el mismo año que se inauguró la Bienal de Venecia. El hotel ofrece 169 habitaciones y suites, muchas de las cuales cuentan con terrazas privadas o balcones Julieta para disfrutar de vistas panorámicas de los lugares más emblemáticos de Venecia. Ubicado al otro lado del Gran Canal desde Punta della Dogana, el hotel combina su célebre herencia con el diseño moderno y el servicio personalizado de la marca St. Regis en una colección única de cinco palacios venecianos, en el que el más antiguo data del siglo XVII. El espacioso jardín apartado del hotel lo distingue, convirtiéndolo en un destino de estilo de vida donde los huéspedes y los lugareños pueden disfrutar de impresionantes vistas del Gran Canal. The St. Regis Venice marca la tercera ubicación de la marca en Italia, uniéndose a The St. Regis Florence y The St. Regis Rome.

Venecia es una de las ciudades más inimitables del mundo; ha inspirado a la realeza, artistas, comerciantes y a la jet set por más de quince siglos”, ha dicho Jenni Benzaquen, vicepresidenta de las marcas de lujo de Marriott International en Europa. “El St. Regis Venice une el espíritu cautivador de la ciudad con la atemporal sofisticación y servicio de la marca, reinterpretando la rica historia de Venecia a través de una lente moderna”.

Desde su ubicación ideal en la desembocadura del Gran Canal, The St. Regis Venice ofrece vistas incomparables de algunos de los lugares más famosos de Venecia, como la Basílica de Santa Maria della Salute y el Museo de Punta della Dogana. Detrás del hotel se encuentra la calle XXII Marzo, una calle que alberga boutiques de élite y galerías de arte contemporáneo, lo que permite un acceso perfecto al Gran Teatro La Fenice, el templo de la ópera de la ciudad. Con la Piazza San Marco a cuatro minutos a pie del hotel, los huéspedes pueden encontrar las famosas atracciones de Venecia a poca distancia.

A lo largo de su larga historia, The St. Regis Venice, en sus diversas formas, ha acogido una lista de ilustres invitados, personas influyentes mundiales y creadores de tendencias. Los cinco «palazzi» que componen el hotel disfrutan de una posición privilegiada con vistas al Gran Canal, siendo Badoer Tiepolo el palacio más antiguo, que data del siglo XVII. En el siglo XIX, los palazzi Tiepolo, Barozzi y Regina se convirtieron en el Grand Hotel Britannia, más recientemente conocido como Hotel Europa & Regina. El Grand Hotel Britannia atrajo a intelectuales y socialites notables, así como a pintores de renombre como J.M.W. Turner, John Singer Sargent y Claude Monet, quienes en el otoño de 1908 se inspiraron en las espectaculares vistas del hotel durante su estancia como huéspedes y trabajaron para capturar el paso de la luz en su obra de arte. Está registrado en el libro “Monet en Venecia” de Philippe Piguet que la esposa de Claude Monet, Alice, comentó en sus cartas diarias a su hija durante su estancia, “las vistas desde nuestra habitación de hotel son las más magníficas de toda Venecia, y es ¡todo por Monet!”. El hotel también fue el primero en Venecia en tener electricidad en todas las habitaciones.

Evolutiva y vanguardista: una Venecia moderna, por diseño

Dirigido por el estudio de diseño de interiores Sagrada, con sede en Londres, The St. Regis Venice cuenta con 129 habitaciones y 40 suites con un tercio de las habitaciones con vistas a los lujosos jardines del hotel, así como al Gran Canal. Después de una extensa restauración, cada habitación ha sido decorada con reverencia para apreciar el patrimonio artístico y cultural del edificio, al tiempo que abraza la evolución de La Serenissima y el espíritu de glamour moderno de la marca St. Regis. Las suites de exquisito diseño incluyen una Suite Presidencial de dos dormitorios, inspirada en el arte, una verdadera residencia de artistas contemporáneos con vista al Gran Canal, y una Suite Penthouse de tres dormitorios con una terraza amueblada envolvente que muestra vistas extraordinarias sobre Venecia desde tres puntos de vista separados.

Una musa de las artes

Inspirados en las obras maestras venecianas del que fuera huésped y pintor impresionista Claude Monet, los interiores de las refinadas habitaciones muestran una paleta de colores distintiva que representa cómo cambia la luz durante todo el día desde el amanecer hasta el anochecer. El diseño de los espacios públicos rinde homenaje a Carlo Scarpa, uno de los mejores artistas y arquitectos de Venecia. El estilo veneciano se ve en todo el hotel con telas a medida y muebles personalizados hechos a mano inspirados en las suaves curvas de las góndolas, los patrones del Palacio Ducal, las aceras del cementerio de San Jorge y el flujo de agua del canal.

Inspirada en el patrimonio artístico de la ciudad, una colección ecléctica de obras de arte y esculturas también será comisionada, llevando la antigua Venecia a los viajeros de lujo de hoy en día de una manera moderna. Para rendir homenaje a la tradición del hotel de dar la bienvenida a reconocidos artistas, The St. Regis Venice acogerá a artistas de todo el mundo para que se establezcan y creen piezas únicas inspiradas en el hotel y su amada localidad. El primer artista residente del hotel, el parisino Olivier Masmonteil, recibió el encargo de crear obras de arte originales para el Gran Salón y las Suites Monet. La tradición veneciana de la fabricación de vidrio también sigue viva, celebrada a través de una asociación con Glasstress. Esta asociación única une el arte contemporáneo y las técnicas históricas de soplado de vidrio, invitando a artistas de clase mundial de diversas disciplinas a colaborar con Murano Maestros para crear obras de arte de vidrio únicas en su tipo.