República Dominicana lo tiene todo. No es una afirmación per se, sino una máxima que también alcanza al alojamiento y a las  experiencias exclusivas

 

Desde el famoso “todo incluido” hasta los elegantes hoteles boutiques o itinerarios en yate y clases de surf privadas, República Dominicana es un destino perfecto para disfrutar del lujo en todos los sentidos. Por eso, hoy nos centrarnos en dar a conocer este destino caribeño como un paraíso del lujo.

Hacia el corazón del Caribe

Amantes de los alojamientos con encanto, República Dominicana cuenta con una gran variedad de villas y alojamientos boutique que podrían colgarse las “seis estrellas”. No os asustéis cuando veáis la sombra de una persona siguiendo vuestros pasos, es vuestro mayordomo, el que se encargará de que sólo os preocupéis de disfrutar de vuestra estancia. ¿Tenéis hambre? No hay problema porque hay un chef pendiente sólo de vosotros; pedid, que aquí vuestros deseos son concedidos.

Con una de las líneas costeras más extensas de todo el Caribe, más de 1.500 kilómetros, dar un paseo en yate, parar en alta mar y sumergirse bajo las azules y cristalinas aguas de República Dominicana es un plan ideal para quienes buscan descanso, privacidad y tranquilidad, con un servicio excelente garantizado. Para finalizar el trayecto podéis atracar en alguna de las exclusivas marinas, como Cap Cana. Disfruta en estos centros de la exquisita gastronomía de sus restaurantes, así como de las boutiques más exclusivas que ofrecen prendas de diseñadores reconocidos, de los teatros o incluso de los cines con salas VIP.

Actividades exclusivas

Si os gusta y apasiona el deporte y las actividades diferentes, República Dominicana cuenta con un gran abanico de posibilidades. En los propios hoteles en los que os alojéis podréis consultar la oferta de clases particulares de buceo que se imparten en zonas recónditas, a las que pocos acceden. Kitesurf o surf son, entre otras, aventuras que podréis vivir sin más compañía que la que decidáis, contando con un profesor sólo para vosotros.

Para equilibrar cuerpo y mente, lo mejor es visitar algunos de los centros de retiro espiritual en rincones secretos o si lo preferís en alguno de los múltiples centros de bienestar y spas. En todos ellos tomaréis conciencia de la naturaleza, de tu cuerpo y de tu mente.

 Para terminar con buen sabor de boca

La gastronomía puede ser también una experiencia del lujo más sublime. Disfrutar de suculentos platos, apetitosos manjares y vinos exquisitos en un ambiente relajado y selecto es una experiencia buscada por los amantes del lujo. Los foodies disfrutarán no sólo de las especialidades gastronómicas del país, sino muy especialmente de su colección de restaurantes vanguardistas de alta cocina.

En Punta Cana, además de en otros destinos turísticos de República Dominicana, se encuentran fácilmente restaurantes de cocina de autor. Nada más cruzar el umbral de la puerta de estos establecimientos nos invade una sensación de bienestar, de serenidad y unas enormes ganas de probar todos los platos. República Dominicana cuenta con varios chefs galardonados con estrellas Michelin y establecimientos que ostentan Diamantes de la guía AAA. Debemos visitarlos si queremos disfrutar de una deliciosa gastronomía local fusionada con cocina internacional.

Sobre República Dominicana

La República Dominicana está formada por 32 provincias que ocupan una superficie total de 48.760 kilómetros cuadrados y una población de más de diez millones de habitantes. Limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con el Mar Caribe, al este con el Canal de la Mona, que lo separa de Puerto Rico, y al oeste con la República de Haití. República Dominicana es en la actualidad uno de los países con mayores atractivos turísticos, que hacen que cada año sea visitada por millones de personas. Entre los lugares más famosos se encuentran Bávaro-Punta Cana, Santo Domingo, Boca Chica, Juan Dolio, Bayahibe, Puerto Plata, Sosúa, Cabarete, Samana, Las Terrenas, Las Galeras, Jarabacoa y Constanza.