Un recorrido por Santander, la marinera.

0
2218

Por: Carmen Pulido

Para: iCruceros Revista de Viajes

 

Santander la marinera… la que tiene azul el alma

 

Qué ver en Santander

Cómo decía Jorge Sepúlveda, “Santander eres novia del mar, que se inclina a tus pies y sus  besos te da”, igual que ese mar que vuelve,  lo hacemos cada uno de los que tuvimos la suerte de visitarla. Una ciudad con mucho encanto, ruda y fuerte que soporta lluvias y truenos pero también se deja acariciar por el sol.

Santander tiene varias condiciones que la convierten en una ciudad perfecta: no es una ciudad grande, es fácilmente manejable y tiene mar. ¡Ah! Y una bahía espectacular desde la que puedes ver el mar y la montaña de un mismo vistazo. Incluso en invierno, si el día está despejado, puedes ver desde la bahía las montañas nevadas. ¿Qué más se puede pedir? Quien visita Santander no puede marcharse sin conocer el paseo de la bahía, uno de los lugares más bonitos y que más carácter le imprime a la ciudad. Los sucesivos rellenos han mermado su superficie casi a la mitad de lo que fue, pero eso no le ha restado belleza, sino que, por el contrario, ha posibilitado la existencia de varios hitos arquitectónicos que pueden disfrutarse en un agradable paseo. Incluida en el Club de las Bahías más Bellas del Mundo, la de Santander es la única del norte de España orientada al sur, lo que sin duda aporta ciertas especificidades, como la variedad cromática del paisaje por el efecto de la luz y la espectacularidad del cielo, sobre todo en los días de viento sur.

Yo no soy santanderina de nacimiento, pero si de corazón, santanderina y montañesa y quisiera mostraros una pincelada de esos lugares con encanto que no deberías dejar de visitar, si me acompañáis en este recorrido, que nos llevará sin perder de vista el mar.

Qué ver en Santander

Grúa de Piedra 

Esta grúa, además de evocar al viejo puerto santanderino, es el punto de partida del actual Paseo Marítimo y lugar de encuentro habitual para comenzar el paseo por la ciudad, situada a pocos metros del Palacete del Embarcadero es uno de los principales símbolos de Santander y posee unas espectaculares vistas panorámicas sobre toda la bahía. Un homenaje accidental que nos recuerda la ciudad que un día fue la antigua capital cántabra. Esta grúa fue una de las muchas que hubo en estos astilleros y que hicieron que el puerto de Santander creciera y convirtiera a la urbe en una gran potencia industrial; a pesar de que en la actualidad poco queda de la misma, ahora mucho más asentada en el turismo y las empresas que en los astilleros, esta grúa permanece guardando el recuerdo del viejo puerto.

que ver en santander icruceros

Monumento de Los Raqueros 

Siguiendo el paseo de la bahía, casi al llegar a Puertochico, se hallan las estatuas de Los Raqueros, unos personajes entrañables  muy vinculados al Santander marinero. Por raqueros se conocía a los niños de clase baja y criados prácticamente en la calle, que para ganarse un dinero se tiraban al agua haciendo cabriolas desde el muelle. De esta manera, recogían las monedas que les tiraban los más adinerados. En la actualidad, la palabra ‘raquero/a’ se utiliza para referirse a una persona maleducada y, en los últimos veranos, algunos grupos de adolescentes han recuperado la tradición de saltar al agua desde los muelles haciendo piruetas por puro placer.

Puertochico
Puertochico es un antiguo puerto pesquero donde durante el siglo XIX y principios del XX se concentraba la actividad marinera tradicional de la ciudad. Cuando los pescadores fueron trasladados al Barrio Pesquero, se convirtió en el atracadero de embarcaciones deportivas y de recreo. Con el tiempo, se ha convertido en un lugar de gran atracción turística, gracias a sus vistas y su buena oferta hostelera.

revista icruceros miguel angel revilla
Disfruta de este articulo con un solo click

Para leer este articulo completo de Santander.Lo podrás encontrar en nuestro número 17 de iCruceros

Revista Digital gratuita