Rafael Amargo Jurado de Top Dance

0
1082

Por: Santiago Irurtia

Icruceros, Revista de Cine

  • [mks_icon icon=”fa-external-link” color=”#dd3333″ type=”fa”]Mas Entrevistas en Icruceros

[mks_separator style=”double” height=”2″]

[dropcap]D[/dropcap]ebuta profesionalmente en Madrid a los 16 años, en la Compañía de Lola Flores, bailando en los mejores tablaos de Madrid. Sus espectáculos se han representado en los mejores festivales y teatros del mundo. Y Por último, ha recibido una gran cantidad de premios como bailarín.

[mks_icon icon=”fa-share-square” color=”#81d742″ type=”fa”]Icruceros: ¿Por qué ser jurado de Top Dance?

Rafael Amargo: Vengo de hacer este formato en otros tres países, tenía muchas ganas de volver a mi país a hacer televisión. Conozco bien el formato y realmente tengo que decir que tiene un valor añadido “Top Dance” aquí en España. A diferencia de los otros países, la parte de reality de mantener vivo el programa hasta el final, tiene una fuerza que no se había conseguido en los anteriores países. Es un sistema que funciona muy bien y esperemos que también funcione aquí.

davis bustamante jurado top dance
David Bustamante jurado top dance

[mks_icon icon=”fa-share-square” color=”#81d742″ type=”fa”]Icr.: ¿Qué tal ha sido la relación con tus compañeros?

Rafael Amargo: Nuestra conexión es muy buena, ya conocía Mónica, y en David Bustamante he encontrado un amigo, es muy divertido y se ve en pantalla, ambos nos emocionamos mucho en el programa, lo mismo reímos que lloramos.

[mks_icon icon=”fa-share-square” color=”#81d742″ type=”fa”]Icr.: ¿Qué esperas conseguir con el programa?

Rafael Amargo: Siempre que he aceptado participar en un programa musical ha habido un razón que iba más allá del propio programa que es la difusión de la danza, por eso me ilusiona tanto que este proyecto se de en España. Desde hace ya unos años la danza se ha dejado de lado, la carrera de bailarín no se considera de la misma forma que lo hacen otros países como Alemania o Inglaterra donde hay un tejido industrial. Al igual que en España  la música y el cine tienen una industria, la danza no. Entonces mi mayor ilusión sería que Top Dance pudiera servir de trampolín para todos los aspirantes a bailarines, porque son muy pocos los que llegan cuando en realidad hay tanto talento aquí en España. Yo me acuerdo que mi padre me decía que estudiara una carrera de verdad. Así que creo que vamos a hacer felices a muchas familias.