Hurtigruten comienza el próximo día 29 de agosto a navegar el Pasaje del Noroeste, un itinerario que permite al huésped seguir la estela de los grandes exploradores en un viaje entre glaciares bajo el Sol de Medianoche

 

 

Descubrir la belleza natural al norte del Círculo Polar Ártico, conocer la cultura inuit y realizar miles de actividades como kayak o excursiones en bote, son algunas de las experiencias a bordo del buque insignia de la compañía: el MS Fram.

  La historia está repleta de intentos de navegar el Pasaje del Noroeste, una ruta legendaria desde el Atlántico Pacífico que cruza el congelado Ártico canadiense, pasando por los coloridos pueblos inuit. Navegar más allá del Círculo Polar Ártico al mismísimo corazón del Pasaje del Noroeste es un viaje épico que sigue la estela de Roald Amundsen y otros grandes exploradores.

EN ESTE Nº PODRÁS LEER UN ESPECIAL CRUCEROS

La compañía naviera noruega comienza el próximo día 29 de agosto a navegar el Paso del Noroeste a bordo del MS Fram, un itinerario de 14 / 15 días donde el huésped tendrá la oportunidad de seguir las huellas de los grandes exploradores, ya sea rumbo este o rumbo oeste, desde Kangerlussuaq (Groenlandia) hasta Cambridge Bay (Canadá).

Desde Copenhague, el viajero volará hacia Kangerlussuaq para después embarcar en el MS Fram, momento en el que pondrá rumbo a una auténtica aventura que despertará al explorador que todos llevamos dentro. El primero de los destinos donde zarpará el buque es Sisimiut, el asentamiento moderno con tradiciones antiguas, donde observar ballenas, y donde comenzó la expedición del Gjøa, el primer barco que emprendió camino al Paso del Noroeste.

Siguiendo, a bordo se observará el nacimiento de los icebergs en Ilulissat, situado en el fiordo del mismo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, admirar el cambio de color del hielo bajo el sol de medianoche y escuchar su rugido al romperse conforma un auténtico espectáculo. En este momento es cuando se cruza el Estrecho de Davis, que debe su nombre al explorador John Davis, comandante de tres expediciones al pasaje del Noroeste a finales del siglo XVI; para después surcar las aguas de La joya del Norte, una pintoresca población característica por su comunidad inuit tradicional situada cerca de la entrada este del pasaje del Noroeste.

En el séptimo día de navegación, el viajero descubrirá la vida salvaje de la isla de Devon, la isla deshabitada más grande del mundo y muy rica en fauna, donde encontrar morsas, belugas, narvales y osos polares… Otro de los imprescindibles es el estrecho de Bellot, un paso estrecho con fuertes corrientes de grandes cantidades de hielo marino, todo un desafío y aventura para los navegantes.

Para finalizar, el MS Fram atravesará el estrecho de Victoria para llegar a la bahía de Conningham, un lugar ideal donde encontrar belugas y osos polares; y surcará las aguas del estrecho de James Ross, bautizado en honor del explorador británico James Clark Ross y donde navegó Roald Amundsen en la expedición Gjøa. Así, en el corazón del pasaje del Noroeste, Gjøa Haven es popular entre los fanáticos de la historia del Ártico, donde Amundsen y sus hombres estuvieron durante dos años reuniendo datos científicos, cazando caribú y explorando esta área. Por último, Cambridge Bay será el punto final de esta increíble expedición que deslumbra por su esencia, belleza e historia.