Por: Marian Pérez 

 

El puerto de Southampton amanece relajado con la luminosidad de una mañana primaveral y entrando a raudales por el amplio balcón de mi cómoda, amplia y moderna Minu Suite en el nuevo Norwegian Bliss.

Datos Norwegian Bliss

Desperezarme y salir no va a ser tarea fácil

Bien podría ser un sueño, pero afortunadamente lo he vivido y disfrutado plenamente gracias a MARCO DE COMUNICACIÓN  que como anfitriones han sabido llevarnos de la mano por este crucero inaugural para presentar el nuevo coloso que surcará los mares propulsado por la naviera NORWEGIAN CRUISE LINE que con su gran experiencia no ha dejado ningún cabo suelto.

Entrevistamos a kevin Bubolz Vice President y Managing Director Europe de Norwegian Cruise Line.

En nombre de ICMAGAZINE he tenido la oportunidad de estrenar y recorrer desde Bremen, en el norte de Alemania, hasta Southampton en Reino Unido todas las instalaciones de este nuevo barco.

Desde los camarotes interiores hasta la exclusiva zona The Haven lleva el sello del que solo quiere lo mejor para sus clientes y en el BLISS exactamente son 4.004 pasajeros a los que hay que sumar los siempre agradables y muy profesionales tripulantes que en este buque son 1.716.

Repartidos entre los 330 metros de eslora y los 41 de manga de esta mole de 167.800 toneladas

 

Norwegian Bliss valoración y fotos

Instalaciones que pasan por numerosos y exclusivos restaurantes, cafés, bares o night club donde tomar desde un dulce chocolate hasta el mojito más divertido. Podemos probar suerte en el casino o bailar hasta que el cuerpo aguante.

Música en vivo o espectáculos dignos de teatros de renombre hacen que el entretenimiento en el BLISS sea de alto nivel.

Lo más llamativo nos espera en las cubiertas superiores donde un vistoso parque acuático presidido por una piscina con cañones de agua y toboganes tan altos que solo los más osados se atreverán a disfrutar. La pista de  carreras, la más grande en altamar, invita a emocionarse pilotando alguno de los cars y curiosamente podemos organizar una batalla láser en la base espacial abandonada, que han recreado perfectamente en la zona más alta del Norwegian Bliss.

Después de tanto ajetreo un poco de relax en el lujoso spa Mandara o en el bien equipado salón de belleza, pasearnos por la galería de arte o las bien surtidas tiendas y boutiques.

Sin duda las 24 horas podemos estar disfrutando y recorriendo las cubiertas con las vistas más increíbles y los salones más  acogedores.

Si os apetece conocer más detalles os los explicaré ampliamente en el próximo número de IC MAGACINE, en junio.

¡Hasta Pronto!