Con una silueta  casi idéntica a sus hermanos el Royal y el Regal, el Majestic ha despuntado con novedades que, si algunas de ellas, son pensadas para el mercado chino, existen otras que nos han parecido magníficas.

 

VUELVE A BRILLAR SU ATRIO, ELEGANTE, LUMINOSO Y QUE CADA VEZ MÁS OPTA POR OFRECER ENTRETENIMIENTO DE TODO TIPO CONVIRTIÉNDOLO EN UN LUGAR DE ENCUENTRO Y DIVERSIÓN.

 

Como ya nos tienen acostumbrados los barcos Princess, la luz combinada con la elegancia y amplitud de espacios, siguen estando presentes en el Majestic Princess de una forma más refinada si cabe.

Alfredo,s ocupa su espacio en el propio atrio , así como el Vines Bar y el Bellini,s que por las tardes-noches son escogidos por no pocos pasajeros para tomar algo antes de la cena.

El Ocean Terrace Juice Bar que,como su propio nombre indica, es un bar de zumos naturales. Una delicia para combatir el calor de forma sana y natural.

Princess Cruises apuesta fuerte por la gastronomía e incorpora en este barco la experiencia 4 Estrellas Michelin.

También en el atrio, aparece La Mer, el restaurante con aires de bistro parisino donde el chef Emmanuel Renaut, poseedor de 3 estrellas Michelín, ofrecece la experiencia de la cocina francesa sirviendo a su vez almuerzo y cena creados por el equipo culinario de Princess Cruises. Decorado con gusto exquisito, podrás disfrutar de una interesante vivencia gastronómica por 35 dólares persona, con impresionantes vistas al mar y un ambiente apeteciblemente relajado.

Más experiencias gastronómicas en el Restaurante Harmony, con el Chef Richard Chen y 1 estrella Michelín. Aquí encontrarás platos de cocina cantonesa. Se sitúa en el lugar del Sabatinis. También de pago aparte.

Recepción, oficina de excursiones y spa siguen ocupando el mismo espacio, pero ahora se integra una zona de salas de karaoke que hacen las delicias de los pasajeros asiáticos y quizás de los no asiáticos pero con ganas de cantar.

Amplia galería de tiendas, todas de primeras firmas y decoradas de forma que la luz y el mar siguen siendo protagonistas junto con el centelleo de los diamantes. Relojes, bolsos, joyería, de primeras firmas. Además una tienda de chocolates ya típica en los barcos Princess así como la de sus propios productos.

Cada vez más tienen lugar actuaciones de excelente calidad en el atrio, dotando a las noches de un ambiente festivo y familiar.

Otra novedad es el Leaves Tea Bar, donde la especialidad es el Gong chi, un té frío con aderezos varios y que por 3.50 dólares te quitará la sed con un toque muy asiático….

Continua leyendo este articulo