Los dulces más típicos de Semana Santa

 

Por: Conchi Castañeira

Semana Santa no solo es época de procesiones, vigilias o tradiciones religiosas, es también una de las épocas más prolíficas en cuanto a dulces típicos se refiere. Grandes manjares para estos días, la mayoría de ellos con una larga tradición y muy fáciles de realizar en casa.

Aquí vamos a dar un repaso a todos, o casi todos, ellos:

La torrija, torreja o tostada es un dulce típico de las celebraciones generalmente de Cuaresma y Semana Santa en España. Consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche o vino con miel y especias, y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en una sartén con aceite. Se aromatiza, a gusto, con diversos ingredientes: canela o algún licor, y se endulza con miel, almíbar o azúcar. Es un alimento de origen humilde que satura pronto al comensal y su uso es costumbre en Cuaresma, época en que los católicos dejan de comer carne.

 El buñuelo es una masa de harina que se fríe en abundante aceite. Esta masa se puede mezclar con agua, leche, huevo o levadura. Además pueden llevar un relleno que puede ser dulce o salado, por ejemplo manzana o pescado.

– La leche frita es un dulce de harina cocida con leche y azúcar hasta que espesa, cortándose la masa resultante en porciones que se fríen. Suele servirse habitualmente como un postre, espolvoreada con azúcar y canela en polvo, siendo una receta típica del norte de España.

4401324_249px

 

– Los Roscos de Semana Santa son una preparación de repostería típicos de la cocina andaluza, habituales en la época de cuaresma.Los ingredientes son la harina, huevos y toda la masa aromatizada con matalahúva (a veces con canela). En algunas localidades es costumbre elaborar los roscos simultáneamente con el potaje de Semana Santa.

– El pestiño es un dulce de Semana Santa, típico de Andalucía y otras zonas de España, elaborado con masa de harina, frito en aceite de oliva y pasado por miel.

 

– La flor (denominada también flor frita) es un postre o dulce que se encuentra en la tradición culinaria de Castilla La Mancha más concretamente en la zona del Campo de Calatrava, su forma es similar a la de la cruz de Calatrava, (consiste en una cruz de cuatro brazos iguales, con flores de lis en los extremos de los brazos).

– La mona de Pascua es un alimento típico de las regiones murciana, valenciana, catalana, aragonesa y castellano-manchega. Un alimento similar, denominado roscón o “roscu” de Pascua y que se sirve en tales fechas es típico en Asturias y Galicia. Es una torta de la Pascua cuya degustación simboliza que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado.

Los huevos de Pascua que encantan a los niños y llevan sorpresa dentro.

4401317_249px– El bollo escarchado, llamado popularmente bollo mantecado, es un postre típico de Avilés (Asturias) consistente en un bizcocho mantecado elaborado con zumo de limón, harina, huevos, azúcar y mantequilla. Tiene forma de estrella de cuatro puntas, a veces se disponen en varios pisos y se acompaña siempre de vino blanco. Suele ser un obsequio que los padrinos y las madrinas dan a sus ahijados el domingo de Pascua.Sus orígenes datan del siglo XIX.

Ahora que cada cual escoja el que más satisfaga a su paladar y lo disfrute en compañía de familiares y amigos.

¡Feliz Semana Santa!