Por : Toni Bailo

El pasado viernes día 5 la Revista Icruceros tuvo la oportunidad de poder asistir a bordo del MSC Bellissima – atracado en Barcelona-  a la Premiere de dos de las atracciones que cuenta dicho barco para distracción de los pasajeros que disfruten de un crucero toda la temporada por el Mediterráneo. 

En el espacio único para estos espectáculos, el Caorusel Lounge, donde se darán cita las representaciones, nos sorprende ver esta clase de eventos en un barco. En este caso nada más ni nada menos que el Cirque du Soleil con dos representaciones, Syma y Varélia, ambas de muy alta calidad, como todos los que presentan en su gira mundial por diferentes países del mundo.

Los integrantes del Cirque du Soleil, con guiones inimaginables, son capaces, en un espacio pequeño  desafiando la creatividad y con una excelente coreografía, de deleitarnos con dos magníficos programas de unos 45 mn. de duración y a unos precios muy asequibles. 

SYMA. Un tema imaginario marino. Sus efectos, sus luces utilizando el láser, la belleza de sus ropas decoradas dando unos tonos de luminiscencias espectaculares, donde la historia y las acrobacias hace un menú para el espectador la mar de sabroso.

No podemos contar nada más porque quitaríamos la ilusión de cuantos esperan ansiosos por hacer un crucero con MSC y en especial con el recientemente incorporado Bellissima, uno de los más grandes del mundo que junto con los barcos de la clase Meravíglia incorporan estas deliciosas obras de arte como son todos los espectáculos creados por ingenieros escénicos y llevados a cabo por artistas fantásticos donde recrean sus obras mimando hasta el último detalle.

VARELIA. Un espectáculo fantástico como puede ser un cuento de caballería moderno, donde de nuevo las ropas con destacados colores bajo el efecto de las luces crea un ambiente envolvente que te mantiene integrado en la historia que nos cuentan.

A esta Premiere asistieron gran cantidad de personas, prensa en general, agencias de viajes y representantes de otros medios. Todos coincidíamos en lo mismo, que fueron dos grandes espectáculos, que impresionan ya que sabemos como trabajan los del Cirque du Soleil, temas, vestuarios, puesta en escena todo un montaje que recompensa con un bello planteamiento.

Entre programa y programa nos deleitaron con un almuerzo  y una pequeña visita a algunas áreas del barco. 

La zona más significativa es la cubierta 6, donde puedes ir de proa a popa o viceversa sin tener que pasar por subir y bajar escaleras, está todo el paso libre. Lo acompaña una preciosa galería.

También pudimos ver una pista de básquet y otros deportes en el interior del barco, todo un lujo para practicar deporte a cualquier hora del día sin pensar en las inclemencias del tiempo. 

Cuenta con 4 piscinas, zona infantil y deporte de aventura, y todas las comodidades que puedas imaginar para uso y disfrute de todo pasajero. No hay edad que no encuentre su espacio.

Detallamos un poco la parte técnica: unos 315 metros de eslora, 172.000 toneladas, 19 puentes, excluido el 17 por ser número gafe para los italianos, como es el 13 para muchos. Puede albergar cerca de 6.000 pasajeros, 2.217 camarotes de los cuales 55 son para personas con discapacidad. Su velocidad casi de 23 nudos, que no es poco y cuenta con unas 1.600 personas de tripulación.

Creo que vale la pena hacer un crucero a bordo del MSC Bellissima para poder disfrutar de cuantos placeres dispone este barco.