ASISTIMOS AL PASE PARA PRENSA DE LA PELÍCULA “EL ESPEJO DE LOS OTROS”

0
973

Este pasado lunes 11 de julio, la Revista Icruceros pudo acudir al pase para prensa de la película, del director argentino Marcos Carnevale, “El espejo de los otros”

 

Por: Toni Bailo 

 

La Revista Icruceros estuvo presente en el pase de prensa de la película argentina “El espejo de los otros” del director Marcos Carnevale, un director que de cuatro paredes -nunca mejor dicho- ha sabido sacar una película que empieza rara y que acaba fantástica, al menos bajo mi parecer. Nunca me encierro en gustos especiales, dejo que la película entre en mí y esta lo ha hecho.

Imaginarte una pared llena de grafitis no es novedoso, pero atravesar esa pared si lo es, el cruzar la puerta y encontrarte los restos de una catedral gótica con sus vidrieras visibles todavía y a cielo descubierto como escenario de Cenáculo, un restaurante único donde una sola mesa y sus cuatro historias son los únicos protagonistas.

Muy bien llevados de la mano de dos grandes actores como son Graciela Borges y Pepe Cebrián, en el papel de propietarios de tan excéntrico lugar. Sobrio decorado que arranca historias y pasiones inimaginables de unos comensales donde en su “última cena” dejan al aire sus intimidades más inverosímiles.

La catedral conserva el altar, que ahora es el escenario en el que la música acompaña a cada momento, deleita todas las noches esa cena y esa historia. La sacristía, donde está la cocina que elabora los mejores manjares para cada ocasión y el baño que lo componen la pila bautismal para lavarse las manos, y confesionario con W.C. incluido, detalle morboso.

La música envuelve cada historia con una pianista y una banda de jazz, una música agradable y muy bien elegida. Sin duda es una parte importante de cada relato.

Cuatro historias: Una familia de una industria farmacéutica donde la avaricia les lleva a la traición y al ocultismo de sus negocios, una pareja en la que el tiempo no puede hacer olvidar su amor, una última cena con efectos especiales que no la hace pasar de vulgar, y una grande y tierna historia de amor vivida en secreto y que al final sus protagonistas pueden dar rienda suelta a algo prohibido durante años, aunque sea en los últimos años de unas vidas cargadas de memorias.

El espectador se ve reflejado en alguna de las historias. Son semblanzas de la vida real, sin ficción, cada uno pone su guión y como si de un plato a elaborar se tratara hay sabores amargos con toques de dulzura, haciendo de “El espejo de los otros” algo diferente y agradable, con finales sorprendentes y bien elaborados.

En resumen, película acertada de Marcos Carnevale, excelente elenco de actores argentinos y una trama que nos envuelve y no resulta desconocida ni desconcertante.