Norwegian Cruise Line celebra un importante hito en la construcción del primer barco diseñado a medida para disfrutar de la mejor experiencia de crucero en Alaska

Norwegian Cruise Line y Meyer Werft han celebrado hoy la colocación de la quilla del Norwegian Bliss en las vanguardistas instalaciones del astillero en Papenburg, Alemania. Durante la ceremonia, se ha colocado uno de los bloques de la quilla del barco de 167.800 toneladas brutas en la sala cubierta de construcción, lo que marca oficialmente el inicio de la construcción del barco. La fecha de entrega del Norwegian Bliss está prevista para abril de 2018 y será el primer crucero diseñado a medida con características y servicios pensados para disfrutar de la mejor experiencia de crucero por Alaska.

 

Andy Stuart, President y Chief Executive Officer de Norwegian Cruise Line, estaba presente en la sala y colocó la tradicional “moneda de la suerte” grabada con la silueta del casco del barco, adornado con una obra de arte diseñada por el artista Wyland, antes de que se colocase el bloque en su lugar.

 “Estamos realmente encantados de celebrar la colocación de la quilla del Norwegian Bliss, nuestro decimosexto barco y seguro que el más innovador hasta la fecha”, ha afirmado Stuart. “Hemos sido testigos de unas increíbles expectativas y emoción por parte de nuestros pasajeros y socios por conocer el Norwegian Bliss, desde sus impresionantes espacios diseñados a medida, como las salas de observación, a sus elegantes suites en The Haven by Norwegian®, y nos llena de alegría ver cómo este magnífico barco comienza a cobrar vida de la mano de la destreza, precisión y tecnología puntera que Meyer Werft ofrece de forma continua”.

 El Norwegian Bliss, el tercer barco de la clase Breakaway Plus de la naviera, tendrá una capacidad para 4.000 pasajeros y será el duodécimo de la flota de Norwegian Cruise Line construido por Meyer Werft.

 “Estamos muy felices de estar celebrando el inicio del montaje de bloques para otro nuevo barco de Norwegian Cruise Line. Éste será otro hito de nuestra colaboración para crear los barcos de crucero más eficientes e innovadores”, ha comentado Tim Meyer, Managing Director de Meyer Werft.

 Durante su temporada estival inaugural en 2018, el Norwegian Bliss zarpará semanalmente cada sábado desde la terminal de cruceros del muelle 66 de Seattle, recientemente ampliado, para realizar cruceros por Alaska de siete días de duración. Esto ofrece a los pasajeros una manera única de ver la última frontera de América a la vez que brinda todas las características innovadoras, el entretenimiento, las opciones gastronómicas únicas y experiencias a bordo que han hecho famoso a Norwegian Cruise Line alrededor del mundo. El itinerario del barco realizará escalas en Ketchikan, Juneau, Skagway en Alaska y Victoria, Canadá, y, además, ofrecerá una navegación panorámica por los glaciares. El Norwegian Bliss comenzará su temporada de invierno inaugural en noviembre de 2018, con cruceros por el Caribe Oriental de siete días de duración con salidas todos los sábados desde el puerto de Miami y escalas en St. Thomas, Islas Vírgenes EE. UU.; Tórtola, Islas Vírgenes Británicas y Nassau, Bahamas.

 El diseño exclusivo del Norwegian Bliss ofrecerá a los pasajeros la libertad y flexibilidad para “Imaginar el Norwegian Bliss” y crear su experiencia ideal en alta mar, con una amplia selección de alojamientos, entre los que se incluyen suites de lujo en The Haven by Norwegian®, Estudios para personas que viajan solas con vistas virtuales al océano y nuevos camarotes conectados, ideales para grupos grandes y familias que viajan juntas. El Norwegian Bliss también contará con dos salas de observación, incluida una exclusiva para los pasajeros de The Haven®, ideal para observar ballenas en Alaska o disfrutar de las puestas de sol en el Caribe.