Jamaica “Isla de agua y de Madera”

0
1865

 

Por :Marian Pérez


 

 

[dropcap]L[/dropcap]as más de ocho horitas de vuelo que tardé en llegar, dieron mucho juego para imaginar lo que me esperaba en la Isla del Reggae. Si hasta llegue a soñar mi salida de aguas caribeñas, en algún arenal de arena blanca, emulando a Ursula Andress en la mítica escena de -Agente 007-que fue ambientada en una playa de Jamaica. Sin duda Ian Fleming, escritor de la saga, conocía bien la Isla.

Ya pasados, los exageradamente quisquillosos controles de seguridad, para entrar en el país por Montego Bay, bahía de Manteca, principal destino turístico y segunda ciudad en la Isla. La zona está llena de campos de golf y mansiones legendarias en plantaciones con cientos de años de antigüedad y no pocas leyendas de brujería, asesinatos y esclavitud.
Volviendo a respirar con normalidad, después del encuentro con el ambiente caribeño, cálido y húmedo, propio del trópico de cáncer, empiezo a tomar contacto con la realidad isleña. Pensando en demostrar allí, mis siempre pobres, conocimientos de ingles con la población, enseguida me doy cuenta de que no es el sitio más adecuado ya que su inglés y el mío básicamente son diferentes. Hablan Patuá…es un dialecto, que al principio, te parece que hablan rápido, pero te vas dando cuenta de que realmente lo que hacen es acortar palabras y añadir alguna de cosecha propia.

descarga
No fue un problema en ningún momento.
Me estaban esperando para ir hasta Runaway Bay, aproximadamente a una hora de distancia, que me sirvió para introducirme en la conducción y en las carreteras Jamaiquinas.
Bien, os contaré que ellos no conducen, ellos pilotan! Por herencia inglesa, la isla fue colonia Británica hasta 1962, conducen por la izquierda y te hacen sentir como en una excursión, de esas de deporte de riesgo. Los peatones, cabras, puestos ambulantes y demás extras en las carreteras no hacen más que añadir suspiros en los trayectos. Alguna escena desagradable ya vi.
Vas oteando a través de la ventanilla el quehacer de los lugareños. Empieza a hacerse de noche, a las 19h es noche cerrada, y las tenues luces de las casas, abiertas de par en par, sin ningún pudor, llaman la atención, así como la línea de costa, arena blanquísima, llegando justo hasta la carretera.

jamaica
Cuando llego a mi Hotel, la cena me espera y como quiero algo ligerito elijo pollo asado con una salsa que aún noto en mi anestesiada boca desde entonces. Por Dios! como picaba y eso que sólo me dio tiempo a un bocado. Típico me dicen.
El día se acaba y entre el viaje transoceánico, el cambio horario y las ganas por empezar mi periplo, llego rendida a la cama, esta vez con dosel…luego supe que era más por evitar insectos que por lujo.
Me despierto a las 5 de la mañana como si sería mediodía, el desfase horario de las siete horas menos, empieza a hacer de las suyas.
Paso por chapa y pintura, desayuno tradicional jamaicano, abundante, muy abundante. Y me visto de safari… hoy toca ir a las Blue Mountain, Las Montañas Azules, famosas por su café, por supuesto como dicen los lugareños, el mejor café del mundo.
Jamaica es una isla cuya mayor parte es montañosa, llegando a cumbres de más de 2.000 metros de altitud. Una de las ventajas, es que sirven de barrera natural, frente a la entrada de huracanes, que quedan frenados y pasan sólo en forma de borrascas de agua.
Llegamos al centro de los cafetales y allí nos dan unas nociones básicas de cómo se recolecta y se tuesta el grano de café. Catamos alguna variedad y debo decir que es humeantemente delicioso.
Podemos llegar hasta allí también en bici de montaña, caballo e incluso en burro para contemplar mejor las espectaculares montañas.
Después de pasar el día entre montañas, quiero pisar asfalto y me apunto a ir a Kingston, actual capital y mayor puerto entre África y América.

Para leer esta articulo completo de Jamaica,  Lo podrás encontrar en nuestro [mks_button size=”medium” title=”número 12 de iCruceros” style=”rounded” url=”http://es.calameo.com/read/000986297fd776f00811d” target=”_self” bg_color=”#23dbd8″ txt_color=”#1e1e1e” icon=”” icon_type=””]

[mks_progressbar name=”Revista Digital gratuita” level=”” value=”50″ height=”20″ color=”#1e73be” style=”rounded”]