La compañía naviera noruega se proclama de nuevo líder en sostenibilidad y concienciación medioambiental en el sector cruceros gracias a la introducción del biogás como combustible sin residuos fósiles

 

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el biogás procedente de residuos es un 179% renovable.

 El acuerdo de Hurtigruten con la compañía Biokraft se llevará a cabo desde 2020 durante 7 años y medio.

 

 Hurtigruten, naviera noruega líder en viajes de exploración, se convierte en la primera compañía que navegará con biogás licuado neutro (LBG) sin combustibles fósiles. Esta iniciativa nace tras la asociación con Biokraft, con sede en Noruega, en un acuerdo que tendrá una duración de más de 7 años para suministrar LBG y abastecer a los buques de energía eléctrica con combustible fabricado con residuos orgánicos. La introducción del biogás como combustible supone un avance en el sector cruceros que favorece el cuidado del planeta.

 

Para Daniel Skjeldam, CEO de Hurtigruten: “Este es un gran y significativo paso para Hurtigruten, para Biokraft, para las soluciones ecológicas en la industria naviera mundial y, lo que es más importante, para el medio ambiente.”

El biogás renovable es una fuente de energía limpia, considerada el combustible más ecológico disponible en la actualidad, que ya se utiliza en otros sectores de transporte, como por ejemplo, los autobuses. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el biogás procedente de residuos es un 179% renovable.

Hurtigruten, líder mundial en viajes de exploración, reemplazará los motores convencionales por motores de gas y baterías de gran tamaño en al menos seis de sus barcos para el año 2021. Así, los buques híbridos funcionarán con una combinación de energía eléctrica limpia, gas natural (GNL) y biogás (LBG).

El norte de Europa y Noruega, que cuenta con grandes sectores pesqueros y forestales que producen un volumen constante de residuos orgánicos, tienen una oportunidad única de convertirse en líderes mundiales en la producción de biogás.

“Lo que otros ven como un problema, nosotros lo vemos como un recurso y una solución. Mientras que otros operadores operan con fueloil pesado, barato y contaminante, nuestros buques se verán literalmente impulsados por la naturaleza. El biogás es el combustible más ecológico en el transporte marítimo, una obviedad para nosotros y una enorme ventaja para el medio ambiente. Nos encantaría que otras compañías de cruceros nos siguieran”, comenta Daniel Skjeldam.

El acuerdo de Hurtigruten y Biokraft, el productor más grande del mundo de LBG, supone una revolución para el sector.

Para Håvard Wollan, CEO de Biokraft, “Estamos orgullosos de asociarnos con Hurtigruten, ya que es un gran paso hacia un transporte marítimo ecológico y sostenible. Es muy alentador ver que Hurtigruten demuestra una vez más su posición como la línea de cruceros más ecológica del mundo, dando ejemplo introduciendo el biogás como combustible en la industria del transporte marítimo. Noruega tiene una larga historia como una de las principales naciones marítimas del mundo y ha vivido de los océanos durante generaciones. Actualmente nuestros océanos están bajo la presión del cambio climático y la contaminación, y en esto es en lo que estamos trabajando para que esta realidad cambie con nuestros socios como Hurtigruten.”

Hurtigruten ya se convirtió en la compañía de cruceros líder en concienciación medioambiental y sostenibilidad con la introducción de su iniciativa “Hurtigruten Plastic Free” que consistía en la eliminación de todos los plásticos de un solo uso desde el pasado mes de julio. Ahora, con esta segunda iniciativa de aliarse con Biokraft para introducir el biogás y navegar sin combustibles fósiles contará con una de las flotas más ecológicas de toda la industria de cruceros.