El buque con capacidad para 4,200 personas zarpó desde Miami el sábado en lo que debía haber sido un crucero de siete días. Mañana los pasajeros deberán decidir si bajarse o permanecer a bordo.

Nuevo Número Revista IC Magazine

Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. está dando a los pasajeros de su crucero Escape dos opciones: bajarse en Miami el jueves o permanecer a bordo y navegar lejos del huracán Irma. El buque con capacidad para 4,200 personas zarpó desde Miami el sábado en lo que debía haber sido un crucero de siete días. En lugar de parar en los puertos de México, el viaje se ha reducido en dos días para que los pasajeros que viven en el sur de la Florida puedan regresar a sus hogares, dijo la compañía. La empresa está animando a los huéspedes que no tienen otras opciones a permanecer a bordo. Norwegian dijo que no sabía cuántos pasajeros se quedarían, a dónde irá el barco o cuándo regresará a Miami.

Fuente.(Bloomberg)