Guía para elegir el vino correcto para celebrar la Navidad

0
305
Red wine on wood table in front of Christmas tree

Para los apasionados del vino, no hay mejor manera de empezar el año que con un un vino de calidad

 

Llega la temporada más esperada del año y las familias comienzan a festejar con sus mejores platos navideños y una buena botella de vino. Esta bebida se convierte en la protagonista de las fiestas y de los buenos deseos para el año que está por empezar.

La mayoría de los entusiastas se inclina durante el invierno por el vino tinto, aunque siempre está la posibilidad de sorprender con una botella de vino blanco, rosado o un fino champán.

El consumo de vino es sinónimo de alegría, y no solo por la Navidad, sino porque transmite apego, entusiasmo y felicidad. Para cualquier fin de semana o fecha especial, una botella siempre será bienvenida por los amigos y familiares.

Los especialistas sugieren elegir el vino dependiendo de la ocasión y del tipo de comida que se va a consumir. Es decir, hay mejores alternativas para las carnes, para un aperitivo o los postres, según sea el caso.

Para acompañar las carnes

En los casos en los que el plato principal sea de carne, las opciones son múltiples. Sin embargo, debe escogerse un vino que realce el sabor del plato. Aquí se puede mencionar un Rioja como el Artadi Joven, o el Marqués de Murrieta Reserva 2005.

Las principales características de los vinos de Rioja es que son frescos, con una composición equilibrada, aromáticos y con un excelente buqué. Se estima que la producción anual de este tipo de vino en España alcanza los 250 millones de litros, siendo el vino tinto (85%) el de mayor consumo.

Otra de las opciones podría ser una botella de Ribera del Duero como el Protos Roble 2010. Esta selección de vinos es adecuada para casi todas las recetas en las que se involucren carnes rojas, de caza o aves.

También se puede elegir un vino tinto con cuerpo, como es el caso de los vinos portugueses del Douro. La mejor opción para este caso es el Lello Reserva 2008.

Las opciones provenientes del llamado “Nuevo Mundo” también son de especial atención.

Entre estos destacan los de la industria chilena, como los del Valle de Maipo. Sin duda, uno que sobresale es el Ventisquero Grey Syrah, que cuenta con una estructura suave debido a la alta presencia de taninos.

Una alternativa sería un Malbec argentino, como los Álamos o un Norton Reserva.

Los expertos señalan que las fiestas populares y el folklore también van de la mano.

Y es que comprar vinos se ha vuelto imprescindible, especialmente en estas fechas, en las que se desea compartir con el círculo social más cercano. La recomendación más aceptada a la hora de comprar vino es buscar la asesoría de los especialistas, que podrán guiar al consumidor hacia la mejor elección.

Para aperitivos y postres

A la hora de los aperitivos, un buen cava Brut será una de las mejores opciones. Debido a que su grado alcohólico es solo del 11%, puede ser un buen acompañante para los canapés, salmón ahumado, aceitunas, frutos secos, jamón serrano o para las lonchas de queso.

Además, en Navidad y en Año Nuevo hay que estar preparados para degustar diversos postres que también se pueden acompañar con vino.

Para este maridaje resulta ideal el Moscatel de Setúbal, o el Moscatel Laura de Barbadillo. Como cierre, para la cena se puede considerar abrir una botella de un Oporto o un Pedro Ximénez.

Acercarse a una bodega especializada puede ser una buena alternativa para no cometer un error a la hora de comprar el vino. La idea es dar a conocer qué tipos de platos se prepararán, para buscar la combinación más ideal.

Aquí también entran en juego las preferencias de los compradores, ya que serán ellos los que consumirán la bebida y disfrutarán con los manjares navideños.

El vino es un canal que incentiva compartir y las buenas conversaciones, las cuales, durante estas fechas, pueden girar en torno a la familia, las metas conseguidas durante el año que está por finalizar y las que se espera alcanzar en el nuevo ciclo.

Fuente: estrella digital