Feria de Santa Lucía en Barcelona

0
1332

Fira de Santa LLúcia, Feria de Santa Lucía, en Barcelona.

 

Por: Toni Bailo.

 

De la Feria de Santa Lucía se tiene conocimiento desde el siglo XIX, concretamente desde el año 1786, osea que este año se celebra la 229 edición, siempre en la plaza de la Catedral, lugar muy emblemático para muchos.

Nunca se ha dejado de celebrar, ni en tiempos de guerra, salvo en el 2014 que se tuvo que cerrar varios días a causa de un gran vendaval que destrozó parte de las casetas que componen la feria.

La feria  que se montaba en el siglo XIX era muy diferente a la que se monta ahora. Había dos paradas, una la de los nacimientos o pesebres, y la otra de musgos y verde, árboles y ramas que servían para adornar la casa en esos días tan entrañables, donde seguro había necesidad, pero montar el nacimiento o pesebre nunca podía faltar.

Antiguamente no se llamaba la feria de Santa Lucía, sino la feria de las mozas, donde las mismas,- muy bien arregladas y acompañadas de su madre-, rondaban las paradas en busca de un buen mozo o novio que las quisiera cortejar.

Durante el siglo XIX, para atraer a más gente, se introdujo lo que hoy llamamos marketing, que consistía en que entre las paradas se colocaban vendedores de muñecos de cartón que se movían tirando de una cuerda, así los niños estaban entretenidos y los padres podían pasear, ver y comprar sin molestia de los más pequeños.

Cada año se entrega el premio “Parada de Honor” a la persona o grupo representativo de la ciudad, este año recae el premio a la compañía de teatro Dagoll Dagom.

Hay paradas que se especializan en figuras, en personas, en materiales, en piezas incluso articuladas, luces… Es una feria variopinta y muy bonita de ver. En casi todas las paradas está  a la venta el típico personaje que nunca falta en un nacimiento o pesebre catalán, estamos hablando del caganer o cagón, pero creo no equivocarme que en casi todos los lugares se le conoce por caganer. Hay paradas que han hecho de esta figura su único producto de venta , hay multitud de reproducciones, del papa, de todos los personajes políticos, futbolistas, en incluso el tió caganer, pero la figura que este año es la estrella es la nueva alcaldesa de Barcelona, la señora Ada Colao.

IMG_0050

Hablemos del tió, típico personaje que no puede faltar en las casas. En la feria, pero en tamaño gigante, montan uno para distracción de los pequeños, es un tronco de madera con dos palos de patas delanteras, con una cara dibujada y llevando la típica barretina o gorro, símbolo catalán. Consiste en ponerle una manta y los más pequeños de la casa con unas varas, darle al lomo del troco al paso que cantan una canción y después levantan la manta y tienen todo tipo de dulces debajo, previamente, claro está, dejado por los padres o familia.  La canción dice así, aunque hay varias versiones.

“Caga tió avellanas y turrones, no cagues arenques que son muy salados, caga turrones que son mejores, caga tió, caga tió”

“Caga tió avellanas y turrons, no caguis arengades que son molt salades, caga turrons, que son mes bons, caga tió, caga tió”

Este año 2015 se cuenta con 287 paradas y únicamente 4 de ellas venden zambombas, por lo visto están en desuso, así como las típicas panderetas, al menos es lo que he podido observar en mis visitas, que hago más de una, a la feria.

En un parque junto a la Sagrada Familia también se monta otra feria igual que la de la plaza de la catedral, pero más pequeña.