Entrevista J.J.Benitez “Pactos y Señales”

0
1298
Gonzalo Perez 26 de febrero de 2015 el escritor J.J.Benitez

Por: Maria José González Santos                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              Para Icruceros, Revista de Cine,viajes y cruceros


 

 [mks_icon icon=”fa-external-link” color=”#dd3333″ type=”fa”]Mas Entrevistas en Icruceros

El escritor Juan José Benítez (Pamplona,1946) recibe a ICruceros con motivo de la publicación de “Pactos y Señales”. Tras reconocer que existía “otra vida física” en “Estoy bien”, en esta nueva obra reconoce que contactar con el más allá es posible. A través de los testimonios de más de 200 personas y de su experiencia propia, nos confiesa que “… los libros que escribo nunca se compensan ni por el esfuerzo que he hecho ni por la tirada, ni el tiempo invertido ni el dinero gastado. Nunca se cubren mínimamente los gastos que tiene la elaboración de un libro”.

A mí no me gusta escribir, lo que verdaderamente me gusta es dibujar, pero el destino te lleva a veces por lugares que no son los que desearías, cada uno tenemos un papel que asumir.

ICruceros:Nos gustaría empezar preguntando al investigador J.J. Benítez, que en esta nueva recopilación muestra el lado más humano, y que ha dado más de cien veces la vuelta al mundo, ¿qué sentido tiene el viaje para Ud. en este momento vital?

J.J.Benítez:La vinculación viaje e investigación es indisoluble. Cuando me plateo una investigación, automáticamente se genera el viaje como algo fundamental. Lo primero que me planteo no es cómo voy a investigar sino cómo llego, dónde voy a aterrizar, donde sitúo el campamento base, como me voy a mover… Toda la logística y la mecánica del viaje es lo más importante, para que todo lo demás pueda salir mediamente bien. Cuando me planteo ir al desierto de Argelia a ver pinturas rupestres necesito saber cuánto tiempo voy a necesitar, qué seguridad hay. Si voy a Noruega, puedo hacerlo afortunadamente en barco y recorrer los fiordos, pero también lo hago con el fin de llegar a un pueblito determinado. Primero y ante todo está la necesidad de disfrutar y divertirme organizando el viaje. Me divierto sobre todo hablando con la gente y descubriendo paisajes. Durante uno de los últimos cruceros que he disfrutado, en una de las galas musicales la orquesta comenzó a tocar, sorprendentemente, el Unicornio Azul, la misma pieza musical con la que un buen amigo se despidió el día de su muerte. Yo había hecho un pacto con él, y aquella experiencia me sirvió para recordarle, y vivir con emoción el pacto de mi amigo.fotonoticia_20150227103346_800

ICruceros:Los casos relatados están basados en fuentes documentales contrastadas y verificadas, hechos investigados, ¿qué parte de la sensibilidad emocional de JJ. Benítez hay en el momento de escribir que deja apartado al investigador?

J.J.Benítez: Normalmente cuando investigo hay una prioridad que es la información, lo que me cuentan que ha pasado pasa por una investigación precisa.El día que escriba algo mucho más personal seguramente dejaré fluir mi creatividad.  Cuando escribo me ajusto a esa condición de contar objetivamente lo que he podido averiguar. En ocasiones también hay una fuerza interior que me lleva en una determinada dirección, a veces tengo que hacer grandes esfuerzos por no dejarme llevar por esa fuerza interior.

Lo que quiero es plasmar un relato objetivo, pero esa fuerza me indica que tengo que ir, por ejemplo, a un mapa donde se produjeron las apariciones de Jesús de Nazaret después de muerto. Yo obedezco, hago el mapa, y me encuentro con que esa voz nombra Alejandría y Amán, dos de las tres ciudades más distantes en las diecinueve apariciones. Cuento los km en línea recta, lo paso a la cábala y me encuentro con un mensaje maravilloso. La intuición, la fuerza que me orienta me lleva al mismo tiempo, me da señales y me salva de forma inconsciente.Ahora estoy preparando un viaje a Turquía, cerca del lago Van, frontera con Irán, cerca del lago Urmia, pero evidentemente no es el momento.

ICruceros:Cuando sabemos que hay vida más allá de la muerte, no por fe o creencia, sino por constatación y evidencia empírica, ¿cuál es la primera señal que provoca en J.J. Benítez el cambio consciente?

J.J.Benítez:Hubo un primer caso en el que yo desperté a esta situación. En el 68 un periodista nada fantasioso con el que yo compartía periodismo riguroso, me cuenta la experiencia  que tuvo en Rusia en el 42: un compañero suyo ya muerto hacía setenta años, le condujo por la nieve hasta el lugar dónde se dirigía. Su relato fue un revulsivo que provocó en mí la necesidad de investigar este tipo de temas, de cambiar la perspectiva porque, desde ese momento ya no me interesaron las cosas que normalmente le interesan a todo el mundo. Empecé a entender que este es un viaje corto, un crucero de quince días, pero que después me esperaba la vuelta al universo. Cuando te das cuenta de que hay vida después de la muerte, y que la divinidad está muy pendiente de cada ser humano, tu presente cambia, adquiere seguridad.  Seguridad sobre lo que estás haciendo y lo que te queda por vivir.
revista icruceros

 

Para leer esta entevista completa  a J.J.Benitez,  La podrás encontrar en nuestro [mks_button size=”medium” title=”número 14 de iCruceros” style=”rounded” url=”http://es.calameo.com/read/000986297a7951fc1bc2f” target=”_self” bg_color=”#23dbd8″ txt_color=”#1e1e1e” icon=”” icon_type=””]

[mks_progressbar name=”Revista Digital gratuita” level=”” value=”50″ height=”20″ color=”#1e73be” style=”rounded”]