Entrevista Fernando Guillén Cuervo

0
1777

 

Por: Conchi Castañeira


Charlamos con Fernando Guillén Cuervo

Nacido en el seno de una de las sagas con más renombre en el mundo de la interpretación, Fernando Guillén Cuervo es la humildad personificada. Inteligente, comunicador, afable, amigo de sus amigos, encantador y buena gente a partes iguales, Fernando Guillén  sabe escuchar y sabe contar. Y así, entre plato y plato, con brindis de por medio y sobre todo con grandes dosis de humor y camaradería, nos contó muchas cosas, no sólo de su carrera profesional, la cual es tan prolífica que podíamos haber estado hablando días enteros, sino también de su vida personal, de su mujer, -a la que se come con la mirada-, la también actriz Ana Milán, de sus padres y sobre todo de sus sueños. 

 [mks_icon icon=”fa-external-link” color=”#dd3333″ type=”fa”]Mas Entrevistas en Icruceros

[mks_social icon=”twitter” size=”48″ style=”circle” url=”@_FernandoGC_” target=”_blank”]Sigue a Fernando Guillén Cuervo

 

11190_fernando-guillen-cuervo

[mks_icon icon=”fa-file-powerpoint-o” color=”#81d742″ type=”fa”]Icruceros: Cine, teatro o televisión, ¿con que te quedas?…..explícamos un poco también cada campo.

Fernando Guillén: Me quedo con los tres medios, he aprendido mucho de los tres, estamos hablando de la misma masa de pan para hacer diferentes panes, y ahora estoy muy a gusto con el teatro. Pero he estado 17 años sin hacer teatro y la vuelta es un trabajo más íntimo, más de taller, de menos gente, menos aparatoso, me ha dado muchas satisfacciones, sobre todo volver al escenario y encontrarme con mi mujer, con la que es actualmente mi mujer.

portada 13
Como escuela, como campo de entrenamiento lo mejor es la tele. El teatro tiene mucho que ver con la escultura, el teatro tú vas puliendo ese busto hasta que lo dejas niquelado. El cine y sobre todo la tele tienen mucho que ver con el arte espontáneo. En la tele se trabaja bajo presión, tiene que dar resultados para millones de espectadores pero muy rápido, entonces esa presión es muy estimulante para el actor.
El teatro es muy jugoso, es muy satisfactorio hasta que tienes la escultura acabada, pero cuando la tienes acabada es muy repetitivo y muy angustioso.
La tele ya no es lo que era, la tele es muy sofisticada, cuenta con grandes guionistas y está dando productos de altísima calidad, muchas veces a la altura del cine. Es mucho más mediática y para alcanzar cuatro millones de telespectadores como ha alcanzado “Isabel”, una película tiene que ser un súper éxito.
El cine que es quizás lo más artesanal, depurado a veces para el actor si no controlas mucho ese ritmo, es un poquito lento, se dedica demasiado tiempo al plano, entonces el actor tiene que trabajar demasiado la relajación porque le tensa el momento de que le digan “acción” .
Ahora mismo estoy disfrutando mucho del teatro, esa vuelta al trabajo artesanal, cuidado, a la pureza como actor me encanta.
Yo, mi gran sueño, como universitario, -sabes que yo he dirigido-, mi gran sueño es el cine. El legado que me ha dejado mi padre, es el cine.

[mks_icon icon=”fa-file-powerpoint-o” color=”#81d742″ type=”fa”]Icr: Una trayectoria magnífica a tus espaldas, ¿has notado alguna vez que tus apellidos han ayudado o han pesado?

Fernando Guillén.: Pues mira, me han pesado al principio y luego no es que me hayan ayudado, es que son uno de mis grandes orgullos. Uno de los grandes orgullos de mi vida es la mujer que tengo, otro es el hijo que tengo, y otro es los apellidos y el legado, más que los apellidos, el legado, el legado que tengo. Realmente he tenido tan grandes maestros, no sólo en lo profesional, sino en lo vital, tan grandes personas, tan grandes seres humanos, tanto mi padre, como mi madre. Mis apellidos los llevo por bandera, grabados en oro. Al principio me supusieron un poquito de freno sobre todo en el colectivo de mis compañeros que estaban cerca de mí y que era un momento de cambio social en España y el ser “hijo de” se malinterpretaba.

fernando-guillen--644x362

[mks_icon icon=”fa-file-powerpoint-o” color=”#81d742″ type=”fa”]Icr: Has trabajado con grandes directores, tanto de este país como del extranjero, ¿quien de todos ellos te ha marcado más?

Fernando Guillén: Sí, he trabajado con casi todos. De este país el que más me ha marcado ha sido Eloy de la Iglesia. Es uno de los grandes corazones, espíritus y mentes más cultas y profundas que ha dado este país. Muy maltratado por sus compañeros, muy maltratado por la industria, muy maltratado por el mismo, porque fue muy auto destructivo durante muchos años de su vida y estuvo por las calles, siendo adicto y con una realidad muy tremenda. Yo me lo encontré para hacer “Calígula” de Camus en televisión y se convirtió, después de mi padre, en la persona más importante, en el tutor más importante de mi vida. Con él, por él, monte una productora. Por él produje “Los novios búlgaros”, le ayudé a escribirla y la protagonicé, para recordar a Eloy que seguramente es la entidad intelectual más importante que he tenido a mi lado. Y que Dios lo tenga en su cobijo.
Como complemento a Eloy de la Iglesia, yo cursé estudios universitarios, estudié cine en la universidad y mi gran sueño es el cine, el haber trabajado al lado de Ridley Scott durante dos meses, él me adoptó un poco, sabía que yo había estudiado cine, que quería ser director y me dijo “tu aquí a mi lado” y tuve el privilegio de estar dos meses al lado de Ridley Scott durante “1492”, al lado es al lado, montando el plano, en el combo con el…..un poco como pupilo de dirección de Ridley Scott. Esto es una cosa grande.

guillencuervo2

 

13 icruceros copia

Para leer esta entevista completa  a Fernando Guillén Cuervo,  La podrás encontrar en nuestro [mks_button size=”medium” title=”número 13 de iCruceros” style=”rounded” url=”http://es.calameo.com/read/0009862971d1c1c0484a2″ target=”_self” bg_color=”#23dbd8″ txt_color=”#1e1e1e” icon=”” icon_type=””]

[mks_progressbar name=”Revista Digital gratuita” level=”” value=”50″ height=”20″ color=”#1e73be” style=”rounded”]