Las agencias y navieras lanzan en febrero las ofertas más atractivas para todo el año. El río Zambeze, las islas griegas, el cabo de Hornos o el Pacífico Sur son algunos de los escenarios para vivir una gran aventura

 

Más de 400 cruceros de 50 navieras invitan a disfrutar de mares, ríos y océanos, y este año se hacen a la mar 17 nuevos barcos (más una decena de fluviales). Aventuras extremas (con acampada en la Antártida incluida), cruceros experienciales (como los que incluyen cursos de cocina, por ejemplo), travesías más cortas y dinámicas pensadas para millennials, rutas por mares fríos, barcos inteligentes y cruceros skip-gen (en los que los abuelos viajan con sus nietos) son algunas de las tendencias de un sector que ha crecido un 62% en la última década y que atrajo en 2017 a unos 25 millones de pasajeros en todo el mundo, según datos de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA).

Para sibaritas

El 21 de noviembre se hará a la mar el Celebrity Edge. Entre sus novedades está la Magic Carpet (alfombra voladora), una plataforma mirador en voladizo que se desplaza por diferentes zonas del barco a una altura de 13 pisos; el Rooftop Garden, una terraza con jardines diseñada por el arquitecto Tom ­Wright, y Edén, el enorme restaurante acristalado en la popa del buque que han diseñado Scott Butler y Patricia Urquiola. El Celebrity Edge pasará su temporada inaugural en Fort Lauderdale (Miami, EE UU) alternando itinerarios de siete noches por el Caribe oriental y occidental.

Para selváticos

La experiencia de un crucero por la cuenca del Amazonas puede llegar a ser única. Compañías como Rivers & Forest Expeditions, Jungle Experiences y Delfin Amazon Cruises ofertan durante todo el año viajes de distinta duración con salida desde Iquitos, en la Amazonía peruana, a bordo de barcos como el Aria Amazon. Durante las travesías hay conferencias y charlas temáticas a cargo de expertos sobre la flora y la fauna del río.

Para soñadores

Haumana Cruises ofrece travesías de tres y cuatro noches en un yate de 10 camarotes por el atolón de Rangiroa, en el archipiélago de Tuamotu, a una hora de vuelo de Tahití, desde 1.500 euros por persona (a lo que hay que sumarle los vuelos hasta allí). Rangiroa es uno de los mayores atolones del Pacífico, con una laguna interior de 1.018 kilómetros cuadrados comunicados con el océano por dos canales navegables. Con un punto de aventura, el Aranui 5, un buque mixto de carga y pasajeros, navega entre Tahití y el archipiélago de las Marquesas, recalando en islas como Fakarava, Nuku Hiva o Hiva Oa (donde están enterrados el pintor Paul Gauguin y el cantautor francés Jacques Brel). El viaje de ida y vuelta entre Papeete y Nuku Hiva dura 15 días.

Para amantes de la lejanía

Un nuevo barco de exploración, el Ventus Australis, cubre entre septiembre y marzo el itinerario entre Punta Arenas (Chile) y Ushuaia (Argentina) con escala en la isla del cabo de Hornos, en un maravilloso viaje de cuatro días por la zona más desconocida y austral de Sudamérica. En las excursiones a tierra los pasajeros pueden colaborar con los guías en los estudios científicos sobre los glaciares de la Fundación Cequa (Centro de Estudios del Cuaternario en Punta Arenas). Este mes tienen una promoción de 500 euros de descuento en las salidas con disponibilidad hasta el 29 de marzo. Durante el verano austral, Hurtigruten organiza cruceros de exploración por la Antártida.

Para paisajistas

El Norwegian Bliss de NCL zarpará a finales de mayo del puerto de ­Seattle (EE UU) en su viaje inaugural con rumbo a Alaska. Está diseñado para disfrutar del paisaje, con un observatorio panorámico perfecto para contemplar glaciares, bosques, osos y ballenas. La diversión a bordo incluye juegos de pistolas láser, circuito de coches eléctricos y un spa con salas de nieve y de haloterapia en una cámara que emula la atmósfera de las minas de sal, a la que se le atribuyen efectos benéficos para la salud.

Para aventureros

El barco fluvial RV African Dream de CroisiEurope cuenta con ocho suites con vistas al exterior, un restaurante panorámico y una terraza para disfrutar de los soberbios paisajes africanos. Esta temporada navegará por los ríos Chobe y Zambeze, en Sudáfrica, Zimbabue y Botsuana, en cruceros de 9 y 12 días que combinan la navegación con estancias de cuatro noches en un lodge de cinco estrellas. El programa incluye un safari y la visita a las cataratas Victoria.

Para ‘sandokanes’

El velero Star Clipper navega esta temporada por las costas de Tailandia, Malasia e Indonesia en travesías de siete noches desde 1.740 euros por persona (más vuelos y tasas) que incluyen escalas en lugares como Malaca o el archipiélago tailandés de Similan. Durante las travesías, un profesor de yoga dará clases diarias de yoga y meditación en cubierta.

Para galácticos

Los fans de la saga La guerra de las galaxias (Star Wars) pueden fotografiarse con una réplica a tamaño natural de Han Solo congelado en carbonita, pilotar el Halcón Milenario en un simulador espacial o desafiar a un duelo de sables láser al mismísimo Darth Vader durante los Star Wars Day at Sea, fiestas galácticas que celebran los barcos de la naviera Disney Cruise Line en 15 de sus travesías de siete noches por el Caribe. Iron Man, Thor, Spiderman, el Capitán América y otros héroes de Marvel embarcarán a finales de septiembre, y en verano serán los personajes de Frozen los protagonistas de los cruceros en el Disney Magic por el Báltico y los fiordos noruegos.

Para conductores

Grimaldi Lines enlaza por mar Barcelona y los puertos italianos de Civitavecchia (Roma y Toscana), Porto Torres (Cerdeña) y Savona (Liguria). La naviera italiana presenta este año como novedad los viajes a Toscana, que incluyen el traslado del coche a bordo y varias noches de hotel.

 

Para ciclistas

La naviera Carnival lanzará en abril su nuevo y mayor barco, el Horizon. La nave contará con un parque acuático y una pista de ciclismo, la SkyRide, que permitirá pedalear sin peligro a varios metros de altura sobre la cubierta mediante un sistema de raíl cremallera. Antes de llegar a su puerto base en Miami, el Carnival Horizon pasará una temporada navegando por el Mediterráneo occidental, con Barcelona como puerto principal.

Para epicúreos

Armadores como Crystal Cruises, Oceania o Silversea se han especializado en los cruceros temáticos vincu­lados al mundo del vino y la gastronomía. Silversea presenta este año sus Enriched Voyages, viajes culinarios y enológicos que incluyen visitas guiadas a fincas, bodegas, mercados y viñedos. Paco Roncero, del restaurante La Terraza del Casino (dos estrellas Michelin) de Madrid, ha diseñado la carta de los barcos de Pullmantur. Y Norwegian Cruise Line presenta el programa Meet the Winemaker Cruises, que permite compartir mesa con repu­tados bodegueros.

Para marineros de agua dulce

Los ríos Rin, Loira, Mosela, Elba, Danubio y Volga concentran la mayor parte de la oferta de cruceros fluviales en Europa de la mano de empresas como Politours, Crystal River Cruises, AmaWaterways o Viking. Uniworld ofrece cruceros gastronómicos por Normandía, Provenza o los castillos y viñedos de Burdeos y Borgoña que incluyen catas y actividades como la búsqueda de trufas con un experto. Y Viking ofrece travesías por la región vinícola de Burdeos.

Para hedonistas

Cerca de 700 personas embarcarán el 28 de abril en Barcelona en el Desire Cruise, un crucero exclusivo para parejas que zarpará por primera vez desde España. El buque elegido es el Azamara Quest, un barco de tamaño medio. Llevar ropa es opcional (salvo a la hora de comer) durante los ocho días que dura la travesía por la Costa Azul francesa, Mónaco, la Riviera italiana y Roma. Habrá tiendas y espectáculos eróticos y zonas nudistas.

Para exploradores

Destinos como Alaska, Borneo o Tonga se abren a los nuevos descubridores que llegan por mar. Silversea los ofrece en su catálogo Expeditions, con barcos de exploración como el Silver Galápagos, que realiza travesías de siete noches por las islas del archipiélago ecuatoriano que inspiró a Darwin su teoría de la evolución.

 

Fuente: EL PAÍS