El crucero Queen Elizabeth II ha sido transformado en un hotel de lujo para quedarse fijo en Dubái (Emiratos Árabes)

 

De hecho, la naviera propietaria del buque Cunard lo retiró del mercado el barco hace ya algunos meses.

En realidad, el barco fue comprado por un grupo empresarial de Dubái y allí se marchó el viejo barco que había sido botado en 1967. En estos momentos la nueva propiedad ha abierto la convocatoria para los empleados del hotel. Ahora mismo el barco está siendo transformado para hotel en el dique seco de la ciudad.

Además, cabe destacar que la empresa hotelera PCFC Hotels ya ha abierto una web para el hotel que promete ofrecer un nuevo concepto de alojamiento.

El Queen Elizabeth II había estado en Dubái en alguna de sus rutas alrededor del mundo. De hecho, la primera vez que visitó los emiratos fue en 2008, para acabar finalmente viviendo el resto de su vida en este emplazamiento del Golfo Pérsico, pero sin navegar.

Fuente: Logi News