Costa Rica vuelve a repetir, un año más, según el Informe Mundial de la Felicidad 2018 de la Organización de Naciones Unidas, como el país más feliz de Latinoamérica

 

  • Con una puntuación sobresaliente logra posicionarse en el décimo tercer puesto a nivel mundial, como primer país de América Latina.

 Costa Rica, el país de la Pura Vida, repite un año como más como el más feliz de Latinoamérica y uno de los más felices del mundo, según la última edición del World Happiness Report 2017. La Encuesta Mundial de la Felicidad es una encuesta histórica sobre el estado de la felicidad global, que clasifica a 156 países por su nivel de felicidad y a 117 países por la felicidad de sus inmigrantes.

Entre los principales indicadores que se han utilizado para medir la felicidad de los países destacan el PIB per cápita, el nivel de apoyo social, la esperanza de vida, la libertad de elección o la generosidad, entre otros. Dentro de esta clasificación, Costa Rica ocupa el puesto número 13 en el ranking mundial, que encabezan tres países del norte de Europa: Finlandia, Noruega y Dinamarca. Un puesto al que han contribuido, en mayor medida, los indicadores referentes a la riqueza del país, el apoyo social y la esperanza de vida.

Mirando a Latinoamérica, Costa Rica vuelve a liderar como el país más feliz, en una clasificación donde el factor de evaluación de la vida (Life Evaluation and Affect) ha sido e determinante (7,15 sobre 10), y ha situado a Costa Rica a la cabeza de los países de la región.

Sin duda, la felicidad del país de la Pura Vida está escrita en su ADN. Costa Rica es un país centroamericano de gran potencial turístico que está catalogado como uno de los destinos internacionales con más crecimiento, en el que el turismo es uno de los motores de la economía costarricense. Se trata de una de las democracias más antiguas de América, y de ser un país de paz, que precisamente en 2018 cumple 70 años de la abolición del ejército.

Aunque es un país pequeño que cubre el 0.03% de la superficie del planeta, tiene el privilegio de ser el hábitat del 5% de la biodiversidad existente en todo el mundo. El 26% de su territorio está protegido bajo diversas formas de conservación.

A nivel económico, el país ofrece un excelente escenario para el desarrollo de inversiones y el establecimiento de importantes empresas internacionales, gracias al reconocido nivel académico de su población, al buen estándar de servicios y a su estabilidad sociopolítica mundialmente reconocida. Sin duda, todos ellos factores que han contribuido a su felicidad.

Costa Rica sobresale como un referente mundial en turismo sostenible, gracias a su Modelo de Desarrollo Turístico, que viene ejecutando desde hace casi tres décadas. Se trata de un programa que contempla la implementación de la sostenibilidad de forma integral y como eje transversal, en el ámbito socio cultural, ambiental y económico, aportando bienestar a las comunidades. Gracias a dicho modelo se ha logrado la conservación del medio ambiente y la creación de un producto turístico diferenciado que además de destaca por su naturaleza, el turismo de aventura, reuniones, así como por el desarrollo del turismo de bienestar desde la óptica única del “Wellness Pura Vida”.

Igualmente, se ha generado desarrollo y empleo por todos los rincones del país, ofreciendo una oferta diversa y dispersa con múltiples alternativas durante todo el año, haciendo hincapié especialmente en las comunidades locales y en la apuesta por la cultura y la gastronomía “tica”. Por otra parte, Costa Rica es el país más feliz… y más longevo, ya que es sede de una de las cinco Blue Zones del mundo, la Península de Nicoya. Se trata de la única Zona Azul de Iberoamérica y la más grande en extensión del mundo, que concentra a más de 800 habitantes de más de 90 años de edad.