Desde Gudog nos dan unos consejos para viajar en coche de forma segura con tu perro

 

Para nosotros es muy importante que tú y tu perro os sintáis protegidos cada vez que decidís emprender un viaje juntos.

Por eso, queremos ofrecerte información sobre sistemas de seguridad que te ayuden a garantizar su protección y que así puedas coger el coche convencido de que llegaréis con una sonrisa. Aquí te dejamos algunos de ellos.

1.Cinturón de seguridad para perro enganchado a un arnés. Tu perro viajará más cómodo y estará más cerca de ti, pero ¡ten cuidado! Presta especial atención a elegir el arnés correcto para viajar o puede que no sea tan eficaz como cabe esperar.

2. Transportín para perros en asiento trasero. Es recomendable si tienes un perro pequeño, siempre que esté situado en el suelo de los asientos traseros porque apenas se moverá en caso de accidente.

3. Reja separadora para perros en el maletero. Permitirá más libertad a tu perro y evitará posibles distracciones mientras conduces, pero es recomendable que vayan en transportín para aumentar su seguridad. Además, no ocupará asiento y podrá viajar otra persona.

4.Transportín para perros en el maletero. Sin ninguna duda, es el sistema más seguro para viajar. Si lo combinas con la reja separadora, impedirá que el transportín pueda desplazarse de forma violenta hasta el habitáculo del coche y a su vez el transportín contendrá mejor el movimiento brusco del perro en caso de impacto.

Esperamos que te sirva de ayuda y hagas de tus viajes una experiencia divertida, cómoda y, sobre todo, libre de accidentes.

Si debes emprender un viaje muy largo, a tu perro no le gusta ir en coche o no puedes atenderle en el destino al que vas, puedes contar con los cuidadores de Gudog que estarán encantados de quedarse con tu perro en tu ausencia.

¿Te has preguntado alguna vez si cuando viajas con tu perro en el coche va totalmente seguro? ¿Qué pasaría con él/ella en caso de un accidente o colisión? ¿Existen sistemas de seguridad que garanticen que nuestro perro saldrá ileso en caso de accidente?

Probablemente ya sepas que el Reglamento General de Circulación indica lo siguiente:

El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos (artículo 11.2 del texto articulado).

Lo cierto es que generalmente no somos conscientes de las garantías de seguridad que nos ofrecen la mayoría de productos que se venden en el mercado para llevar a nuestro perro en el coche, incluso es difícil saber si hay algún tipo de homologación que corrobore el nivel de seguridad que ofrecen en caso de colisión cada fabricante.

Desde hace unos años, el Pet Safety Center en Estados Unidos, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la investigación sobre la seguridad de las mascotas y sus dueños, realiza “pruebas de choque” con diferentes productos dedicados a la sujeción del perro en el coche de diferentes fabricantes. En estas pruebas de choque, como en las que se realizan desde hace años en sistemas de protección para los pasajeros humanos, se simula una colisión con un peluche como maniquí, grabando todo el proceso. Los resultados son alarmantes, ya que muy pocos fabricantes pasaron las pruebas sin que el perro de peluche saliese gravemente perjudicado.

El equipo de Gudog