Aloft Hotels es la marca más innovadora y puntera de la cadena Marriott International


El hotel Aloft Gran Vía Madrid abre sus puertas y convierte el diseño y la música en sus señas de identidad.

Marriott International anuncia la apertura del primer Aloft en España a escasos metros de la Gran Vía madrileña, concretamente en la calle Jacometrezo. Se trata de la propuesta más urbana y desenfadada del grupo hotelero, que desde sus inicios en 2008 ha conseguido abrir más de 150 propiedades en casi 20 países y territorios. Aloft Hotels representa uno de los lanzamientos de Marriott International más rápidos en la historia de la industria hotelera. Pensada para satisfacer las exigencias de un nuevo perfil de viajero, su ecléctico diseño conecta con el espíritu más lifestyle de la ciudad. Aloft es la incubadora del grupo Marriott International en la que se materializan los ideales de una nueva generación de hoteles, una ecuación que agrupa personalidad, tecnología y música.

Construido sobre un antiguo edificio de oficinas, la influencia del estilo urbano en su arquitectura da lugar a un hotel de 139 habitaciones con la energía y el dinamismo de un loft. El diseño del hotel madrileño tiene como leitmotiv el glitch (un error de lectura de un software), que se materializa en todos los detalles que recorren el hotel, dotándolo así de una personalidad a caballo entre la era analógica y la digital. Una lente nueva para que el viajero conozca Madrid desde la filosofía de los hoteles Aloft, comenzando desde las espectaculares vistas que ofrece su rooftop

 

Pensado como un punto de encuentro social, el Re:mix lounge, recibe al visitante con un espacio amplio y diáfano que invita a la expresión y al libre pensamiento. Gracias a la funcionalidad de su mobiliario, Re:mix será un perfecto workspace durante el día para luego dar lugar a una propuesta afterwork , un catalizador de la vida nocturna y social de la ciudad. Un entorno amigable (mix&mingle) para todos los huéspedes donde sentirse como en casa y explorar las nuevas comodidades de los hoteles Aloft. En este mismo espacio, Aloft Gran Vía Madrid pondrá en marcha su reconocido programa de actuaciones musicales Live @ Aloft, desde donde ya se han dado a conocer numerosos artistas emergentes en todos los hoteles de la marca presentes en el mundo.

El espacio Re:mix y el W XYZ Bar marcan la ruptura con la tradicional visión de un hotel e invitan a convertirlo en una parada imprescindible de la ciudad. En la misma línea se presenta el Re:fuel, la barra en la que tanto el turista como el visitante local podrán reponer fuerzas a cualquier hora del día, gracias al formato “grab & go”; comida saludable en envases fáciles y rápidos de llevar, adaptables a cada momento del día. Tampoco falta la huella visible de la innovación en el Re:charge GYM, el gimnasio que Aloft Gran Vía Madrid pone a disposición de los más aficionados al deporte, con una selección de máquinas que incorporan las últimas novedades en el mundo del fitness.

Las habitaciones reciben a los curiosos con el Mobile Key, el primer sistema del mercado que permite a los clientes abrir la puerta de su habitación con un Smartphone o a través del Apple Watch. Una vez dentro, las pantallas de última generación forman parte de un diseño funcional y vibrante.
 

El buen clima de la ciudad hace de la terraza del Aloft Madrid Gran Vía un enclave único para disfrutar de las privilegiadas vistas de la capital en un ambiente distendido y amenizado por los cócteles y snacks del W XYZ Bar. Desde la Torre de Madrid hasta el emblemático Teatro Real, todo en un mismo vistazo y sin necesidad de salir de la piscina Splash Pool, preparada para viajeros que ansían un lugar donde refrescarse en pleno verano.

 

Su posición lo convierte en un punto estratégico para un recorrido completo por la ciudad. Cinco minutos andando es lo único que separa al huésped de cualquiera de los lugares mágicos de Madrid. Un atardecer tranquilo en el Palacio Real y los Jardines de Sabatini o un paseo por los comercios de la bulliciosa calle Preciados que lo llevarán hasta la emblemática Puerta del Sol. Al otro lado, el barrio histórico de Malasaña, punto de encuentro para jóvenes y estudiantes donde no es raro cruzarse con actores, músicos y otros artistas, o el ajetreado barrio de Chueca, la zona de moda de la capital.