3 destinos ideales con los mejores y más baratos hoteles de España

0
1048

Su variada gastronomía, la agitada vida nocturna, las posibilidades culturales, y el precio del alojamiento algunos alicientes para veranear en estos lugares españoles.

 

A la primavera le quedan días de vida y es que en menos de un mes entraremos de lleno en la que es para muchos la mejor estación del año, el cálido verano.

Esta época estival del año para muchas personas, o al menos para las que tienen la oportunidad, es el momento perfecto para descansar del día a día y el estrés de todo el año, y para relajarse después de meses y meses trabajando o estudiando, esa temporada idónea para tomar un respiro y perderse por alguno de los numerosos lugares que hay en el mundo.

No obstante, cuando pensamos en planificar cómo y dónde serán nuestras vacaciones, además del destino y las actividades que nos gustaría hacer también hay que tener en cuenta algo muy importante si no crucial, el bolsillo, y es que sin dinero hoy en día no se va a ningún sitio.

España vive una mala situación económica pero esto no tiene porque impedirnos que pasemos unos días de placer, y es que no hace falta irse muy lejos para descansar y disfrutar de un entorno único y bello. Miles de turistas llegan a nuestras costas todos los veranos, ¿por qué entonces irnos nosotros?

Vamos a recomendarte tres zonas nacionales para disfrutar este verano, en las que además encontrarás los mejores hoteles del panorama nacional ya que ofrecen fantásticos descuentos. Así, ahorrar y disfrutar no serán polos opuestos sino los mejores aliados. ¡Toma nota!

1. Costa del sol, Málaga

 Son más de 161 kilómetros de una costa cálida, con muy buen ambiente y excelentes playas en las cuales pasar todo el verano, y es que el azul del Mar Mediterráneo nunca defrauda. Especialmente te recomendamos que te dejes caer por playas tan famosas como las de Nerja, Torroz, Torremolinos, Marbella, Fuengirola, Benalmádena o Puerto Banús.

Es un destino ideal para aquellos que además quieren hacer actividades más íntimas como por ejemplo el nudismo ya que esta costa tiene una gran variedad de recónditas y pequeñas pero preciosas playas para practicar nudismo. Sin embargo, el nudismo no es lo único que se puede practicar y es que deportes como el fútbol, el buceo, el remo, el golf o el windsurf también encuentran su espacio ya sea en mar o tierra. Además para los que no son precisamente ‘fans’ del típico verano en la playa, la Costa del Sol ofrece un sinfín de oportunidades culturales como visitar la Alcazaba, la Catedral de Málaga, el Museo Picasso, la Plaza de Toros de La Malagueta o por qué no, ir de tapas, aunque nunca serán como las de Granada.

Sus abundantes chiringuitos en la playa, la exquisita gastronomía del lugar, la animada vida nocturna de sus casinos, discotecas y pubs, y la increíble vista que ofrecen sus montañas, calas y acantilados, las últimas pinceladas de una zona costera salida de una magistral obra artística de la naturaleza.

Destacamos algunos hoteles como Princesa Solar (Torremolinos), Diverhotel (Marbella), y Itaca (Málaga) como buenos lugares en los que alojarte.

2. Costa Blanca, Alicante

Salimos de Andalucía pero no para irnos muy lejos y es que también como parte de la costa mediterránea española, en Alicante, desde Denia hasta el Pilar de la Horadada, se encuentran 244 kilómetros de playas y entornos casi paradisíacos englobados en la famosa Costa Blanca.

Dentro de ella destaca sobre todo Benidorm, y es que es la ciudad con mayor posibilidades, no sólo por su agitada y famosa vida nocturna, donde destacan sus conocidos casinos y discotecas de las cuales son partícipes cada año millones de turistas sino también porque ofrece pintorescas calas y espectaculares acantilados situados a pocos metros de sus arenosas playas que son todo un lujo para cualquier amante de la naturaleza.

Te recomendamos que no dejes de comprar un billete para navegar por todas las costas, especialmente desde Santa Pola hasta la isla del Tabarca ya que será todo un deleite para tus ojos, así como también lo será para tu paladar cada uno de los manjares que podrás consumir de la variada gastonomía alicantina. Por otro lado también puedes visitar los parques naturales de Font Roja o las salinas de Santa Pola para disfrutar de la más absoluta tranquilidad.

Es una zona en la que podrás practicar una gran variedad de deportes como por ejemplo senderismo en la sierra de Bernia o natación en las playas de Guardamar del Segura. Además si buscas algo de variedad no olvides conocer el arte gótico, renacentista y barroco a través de sus múltiples monumenos artísticos como los de Orihuela así como tampoco pierdas oportunidad de conocer la historia de la ciudad desde alguno de sus preciosos pueblos marineros de Denia, Jávez, Teulada, Moraira o Altea, entre otros.

En lo que respecta a hoteles te recomendamos Gran Hotel Sol y Mar (Benidorm), Playas de Guardamar (Guardamar), Galetamar (Calpe).

3. Costa Tropical, Granada

Y por qué salir de nuestra provincia cuando a escasos kilómetros disponemos de la preciosa Costa Tropical. El sur de España sobre el Mediterráneo son zonas costeras especialmente turísticas pero además las que forman parte de nuestra provincia más aún, y es que Almuñécar, Motril y Salobreña, son los destinos preferidos. Sus playas de agua cálida y cristalina son todo un encanto y su fondo montañoso bajo el increíble cielo azul, una postal única para tus vacaciones.

Además si quieres pasar unas vacaciones en las que además de disfrutar puedas aprender sobre otras culturas, esta es tu zona. Almuñécar fue fundada por los antiguos fenicios y tiene una gran herencia cultural e histórica, desde las dos necrópolis fenicias que aún conserva hasta el legado que dejaron otras civilizaciones como las ruinas romanas del acueducto o el precioso castillo árabe. Motril no se queda atrás y es que la religión católica tiene su espacio en esta zona en la que podrás visitar numerosos edificios religiosos, además del famoso Teatro Calderón de la Barca. Por último, Salobreña, te permitirá disfrutar de una imagen perfecta con sus maravillosas y pequeñas casas blancas cuadradas y apiladas en la colina del viejo castillo, con una vista panorámica desde su cumbre que te permitirá apreciar como Sierra Nevada, el mar Mediterráneo y las tierras bajas se juntan, un atardecer de ensueño.

Posee también una llamativa vida nocturna y con turistas de todo el mundo por lo que la interculturalidad es un atractivo importante. Sobre la gastronomía no hay mucho que decir, y es que simplemente la famosa carne a la piedra de Motril o el pescaíto frito de Almuñécar, ya es una garantía para los amantes de la comida.

En cuanto a hoteles, los más recomendables son Playa Cálida (Almuñécar), Robinson Club Playa Granada (Motril) y Best Western Hotel Salobreña (Salobreña).

Estamos seguros de que en cualquiera de estos tres lugares pasarás unas vacaciones únicas, baratas e inmejorables.

 

Fuente: Ideal.es